La ciudad

La provincia ya tomó posesión de Chiclana 345: "La Casa de la Señorita Olga"

Demandó 11 millones de fondos públicos. En el inmueble convivirán un laboratorio pedagógico, un centro de jubilados y la red Cossettini.

Martes 22 de Enero de 2019

Con la expropiación de la casa de las hermanas Leticia y Olga Cossettini por unos 11 millones de pesos, la provincia avanzará en febrero con el proyecto para el Laboratorio Pedagógico del Ministerio de Educación, que coexistirá en el mismo espacio con el Centro de Jubilados Amigos de Paraná y la red Cossettini. Así, a partir de febrero comenzará el proyecto de reformas edilicias para transformar a Chiclana 345 en "La Casa de la señorita Olga".


El traspaso a la órbita estatal de la vivienda de Alberdi comenzó en marzo del año pasado, cuando la Legislatura provincial aprobó la iniciativa del titular de la Cámara baja, Antonio Bonfatti.

Luego de varios meses de negociaciones con el ex titular registral, hace tres semanas que se firmó el acuerdo para que la provincia tome posesión del inmueble donde las hermanas Olga y Leticia se instalaron en 1935 en Alberdi.

A la expropiación, le siguió el mutuo acuerdo de las partes por el monto, que osciló los 11 millones de pesos. Y de ahora en más, comenzará una etapa de reformas edilicias para finalmente montar el proyecto pedagógico.

Según indicaron fuentes del Ministerio de Educación santafesino hacia febrero empezará el proyecto de reformas edilicias en la casa para que una vez diseñado el plan, las obras encuentren su financiamiento. En cuanto al Laboratorio se comenzó a armar la estructura con la idea de ponerlo en marcha en 2019 y trasladarlo a la casa Cossettini una vez que el espacio haya quedado reacondicionado.

Chiclana 345, será un lugar donde convivirá tres instituciones: el Laboratorio Pedagógico perteneciente al Ministerio de Educación, el Centro de Jubilados Amigos del Paraná y la red Cossettini.

Este sitio emblemático, donde lo habitaron las dos pedagogas que marcaron la historia educativa santafesina fue rescatado de un futuro alejado de su perfil. Sin embargo, expropiación mediante, y luego del acuerdo de posesión comenzará a delinearse lo que se estableció por norma: convertir la casa en un "espacio de conservación, investigación, producción, socialización y difusión de experiencias educativas innovadoras".

"Para nosotros es muy importante que este inmueble pase a manos del Estado porque Olga y Leticia Cossettini son un símbolo de la educación santafesina. Además de las actividades que ya se realizan en el lugar, están planificadas otras que llevará adelante el Ministerio de Educación en relación al trabajo innovador y al desarrollo de propuestas simbólicas que tiene la casa junto a la red y a la asociación", había afirmado la ministra del área, Claudia Balagué, al momento del traspaso.

La firma se produjo el pasado 10 de enero en la sede de la Región 6 de Educación; donde se concretó el acuerdo de avenimiento expropiatorio entre la ministra Balagué y Hernán Franco Serapide, en carácter de propietario, junto a su esposa, del inmueble sujeto a expropiación, con quien se llegó a un convenio de pago. También estaban presentes técnicos del área de Patrimonio provincial.

Su rescate a la órbita estatal se produjo por el valor histórico y cultural que encierra. Chiclana 345 fue habitada por las hermanas Olga y Leticia cuando se instalaron en Rosario, en 1935. Leticia vivió allí hasta su muerte, el 11 de diciembre de 2004. Luego, la familia decidió vender el inmueble.

Las alertas se habían encendido a fines de 2017 cuando el Centro de jubilados Amigos del Paraná, inquilinos del inmueble habían sido advertidos que no se renovaría el contrato ya que la intención del dueño era vender la casa.

La casa había funcionado durante dos años con una veintena de talleres culturales, de problemáticas sanitarias y cursos vinculados con la naturaleza. Y hasta que se aprobó la expropiación, hubo marchas, abrazos simbólicos y hasta un banderazo.

Entre sus paredes, Chiclana 345 atesora gran parte del saber acumulado por las hermanas. Entre fotos y un mobiliario sencillo y discreto, asoma la biblioteca de Leticia y Olga, y cartas y diarios integran el Archivo Pedagógico Cossettini, del Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice).

"El proyecto para una reforma edilicia comenzará el mes que viene, y recién allí arrancarán las obras"

La casa de la señorita Olga, se presenta como un espacio abierto al público con propuestas educativas con talleres y visitas para escuelas y familias, en red con otras instituciones educativas de la ciudad, museos universidades e investigadores en pedagogía.

Las hermanas fueron vanguardistas para la época. Solteras, amantes del cine, la música clásica, la literatura y los viajes. Se codearon con personalidades de la talla de Juan Ramón Giménez (autor de Platero y Yo) y Gabriela Mistral (chilena, premio Nobel de literatura 1945) y sacaron a los alumnos del salón para formarlos bajo los lineamientos pedagógicos de la Escuela Nueva (una enseñanza a través de la acción). Eso le valió a Olga la cesantía por parte del ministro de Educación de la provincia, Raúl Capella.


>> Una forma de enseñar innovadora y persistente

chiclana

Olga y Leticia pusieron en marcha una forma de enseñar innovadora del siglo pasado y la desarrollaron en la Escuela Gabriel Carrasco, entre 1935 y 1950, con la Escuela Serena.

En 1935, Olga fue designada para hacerse cargo de la dirección de la Gabriel Carrasco. Llegaba de la Escuela Normal de Rafaela, donde había aprendido lo mejor de la enseñanza al lado de otra educadora: Amanda Arias.

Leticia se unió a la escuela que dirigía su hermana cuando tenía 30 años, llegaba también de Rafaela.

En su labor docente, Olga desplegó una inusual manera de desarrollar el arte. La formación del Coro de Pájaros (integrado con las voces de sus alumnos ) es parte del legado.

Su técnica de enseñanza sigue replicando en testimonios de ex alumnos. A punto tal, que siguen evocando este sistema de aprendizaje. Como la ex alumna, docente y educadora Amanda Pacotti, impulsora de la red Cossettini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});