La Ciudad

La provincia señala "irregularidades" en el área de drogadependencia del Agudo Avila

El responsable de la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas dijo que el servicio "no es sostenible" en el esquema actual

Lunes 02 de Noviembre de 2020

La provincia confirmó la decisión de dar por terminado el convenio con la Universidad Nacional de Rosario a través del cual se sostuvo a lo largo de 25 años el Servicio Asistencia de Drogadependencia y Sida (Sadys) que funcionó en todo ese tiempo en el Centro de Atención Regional de Salud Mental Agudo Avila. Así lo ratificó Mariano Romero, responsable desde junio pasado de la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod) que argumentó la decisión en "irregularidades" detectadas en el área, además de considerar que "su incidencia como dispositivo asistencial era casi nula". El funcionario cuestionó además el hecho de que no se hayan prestado tratamientos presenciales en el marco de la pandemia "cuando se trata de personal esencial habilitado para concurrir al lugar", y dejó en claro que "los cuatro pacientes que estaban en tratamiento fueron derivados a otros espacios asistenciales".

Creado en 1995 a partir de un acuerdo con el Centro de Estudios de Drogadependencia y Sida (Ceads) de la UNR fue el primero en el país en llevar adelante un abordaje de los usuarios de drogas desde la perspectiva de reducción de daños. Su directora, Silvia Inchaurraga, venía denunciando desde marzo al atraso en el pago de salarios del equipo permanente, así como de los psicólogos concurrentes, y pese a eso, consideró "intempestivo" el anuncio de cierre comunicado en forma virtual el último viernes.

Sin embargo, desde la provincia esgrimieron otros argumentos y confirmaron la decisión, incluso señalando que se trata del "único convenio" que se decidió dar de baja en la agencia a partir del cambio de gestión en el gobierno provincial, ya que "con el resto de las organizaciones se están regularizando procesos".

"Encontramos allí muchas dificultades y un vínculo con la agencia que estaba cortado, y que no rendía cuentas", argumentó Romero.

Escasez de información

El funcionario refirió una serie "de irregularidades" para argumentar la decisión, y detalló que "el personal no estaba concurriendo al lugar desde marzo pasado, no tenían vínculo con las áreas de monitoreo de la agencia ni con las áreas de enlace que hacen las derivaciones y de hecho no se estaban haciendo derivaciones al Sadys, no se hacía historia clínica de los pacientes, y no daban cuentan ni de horarios ni de funcionamiento ni siquiera a la dirección del Agudo Avila".

Romero señaló que lo primero que se pidió fue una grilla de profesionales y horarios, que "recién se logró tener en septiembre" , y apuntó además a la renuncia de los cinco profesionales concurrentes, que vaciaba la capacidad de asistencia del espacio.

"No podían certificar servicios e incluso llevaron adelante consejerías virtuales en el marco de la pandemia, cuando lo que se les requirió era justamente la presencialidad en la asistencia, ya que además se trata de personal exceptuado, que desde el día cero podía circular y que sin embargo, no estaba concurriendo al servicio", agregó.

Si bien el funcionario aseguró que los cuatro pacientes con tratamientos en curso fueron derivados a otros espacios, la jefa del Servicio insistió en que "la gran irregularidad fueron los diez meses sin pagar por parte de la provincia", y recalcó que antes de la renuncia de los profesionales justamente por esas demoras, "el servicio atendía a 28 pacientes". Inchaurraga señaló además a ese número deben sumarse quienes estaban trabajando a través de las consejerías y del abordaje de reducción de daños, y negó catergóricamente que no haya habido actividad presencial en estos meses.

Dispositivos en el territorio

Más allá de la decisión tomada por la gestión, Romero quiso recalcar que "el mismo paradigma de reducción de daños se multiplicaron los convenios con las organizaciones", y remarcó sobre todo el trabajo "con los dispositivos que están en el territorio a través de organizaciones".

"Se multiplicó por dos el presupuesto votado en 2019", afirmó el titular de la Agencia, y detalló que actualmente el Ministerio de Desarrollo Social _de donde depende Aprecod_ tiene 21 convenios en toda la provincia, de los cuales 12 están en la zona sur de Santa Fe, y que implican 17 dispositivos.

"Ampliamos sobre todo el trabajo con las organizaciones comunitarias que están ancladas en los territorios, y donde justamente la reducción de daños tiene un rol esencial y porque además nos interesa que la internación sea la última alternativa, y para eso los equipos de acompañamiento y de abordaje en el territorio, así como estrategia para el seguimiento posterior en el territorio de otros tratamientos, es central", detalló.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario