La ciudad

La provincia recibe al menos una denuncia diaria por usurpación

Se da en especial en los dos barrios más violentos: Tablada y Municipal. Sospechan que desde allí cometen ilícitos y venden drogas a los vecinos.

Domingo 18 de Febrero de 2018

El Ministerio de Seguridad provincial recibe en promedio una denuncia diaria de usurpaciones en las zonas más conflictivas de Rosario. Los datos, en algunos casos, son aportados por miembros de las bandas que se disputan el control territorial para cometer delitos en los barrios más violentos de la ciudad. Los inmuebles usurpados son utilizados por sus ocupantes para "cometer todo tipo de ilícito pero en especial para vender drogas", confiaron desde la cartera que conduce el ministro Maximiliano Pullaro. El combate a esta modalidad delictiva en ascenso se ha convertido en una de las prioridades de la gestión de Pullaro en coordinación con el Poder Judicial.

Según explicaron fuentes oficiales a La Capital, las llamadas son cotejadas en el territorio por agentes de Seguridad y si son verosímiles se remite la actuación al Ministerio Público de la Acusación para que formalice la orden de allanamiento.

"Hoy por hoy esa una de las principales preocupaciones y acciones que lleva adelante la policía en los barrios Municipal y Tablada donde se están registrando los enfrentamientos más violentos en lo que va del año", resaltaron.

El propio Pullaro recorrió en varias oportunidades esas barriadas para escuchar de los vecinos sus reclamos, cuestionamientos y preocupaciones. También para recibir datos clave para avanzar en el combate al delito organizado.

De acuerdo a lo que se pudo reconstruir de esas recorridas del ministro, muchos vecinos le apuntaron al funcionario sobre el avance de la usurpación de viviendas y terrenos en la zona sur.

Además, en el 911 de la policía se reciben numerosas denuncias de particulares advirtiendo sobre esta modalidad delictiva en ascenso, en especial en los barrios Tablada y Municipal.

Tanto que, según confiaron fuentes del Ministerio de Seguridad provincial, "se registra en promedio una denuncia por día por este tipo de maniobras. E incluso hay días que pueden ser varias las llamadas".

Las denuncias en su mayoría son verosímiles. En la cartera que conduce Pullaro conjeturan que una gran parte de las llamadas son efectuadas por miembros de las bandas en pugna en la zona sur: los Funes y los Camino.

En el Ministerio de Seguridad tienen la certeza que desde las propiedades usurpadas las bandas ejercen su poder territorial cometiendo todo tipo de delitos, en particular la venta de drogas en el barrio.

El combate a esta modalidad delictiva en ascenso se ha convertido en una de las prioridades de la gestión de Pullaro, por eso se han aceitado los contactos y coordinación con el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y el Poder Judicial.

"Desde que se recibe una denuncia y hasta que se la eleva al MPA para que estudie la factibilidad de emitir una orden de allanamiento hay un trabajo intenso de inteligencia del Ministerio y la policía para determinar si el llamado es serio o debe ser desestimado", apuntaron.

En ese sentido graficaron: "Hay agentes que se han disfrazado de miembros de empresas de servicios públicos para monitorear en la zona si efectivamente es una propiedad usurpada y que tipo de acciones se realizan ahí".

Esta tendencia en auge será motivo de conversación entre Pullaro y su par nacional, Patricia Bullrich cuando se reúnan a mediados de semana en Santa Fe en el marco del refuerzo de agentes federales que dispuso la Casa Rosada para los barrios más violentos de Rosario.

Este diario le adelantó a Bullrich la preocupación santafesina por este modalidad delictiva. La ministra de Cambiemos reconoció que será parte de los temas a abordar con la provincia cuando visite la región.

Embed


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario