La ciudad

La provincia prometió acelerar la expropiación del excentro de detención La Calamita

El gobernador Miguel Lifschitz recibió esta mañana a vecinos de Granadero Baigorria, preocupados por la demora en ejecutar la expropiación del sitio donde funcionó un centro clandestino.

Miércoles 23 de Marzo de 2016

El gobierno de Santa Fe y la Asociación Vecinal Documenta Baigorria firmaron hoy una carta compromiso para agilizar las acciones tendientes a la expropiación del inmueble conocido como La Calamita, a fin de instalar un museo de la memoria. El gobierno pedirá al Senado provincial que avance también en la expropiación de la Quinta de Funes, ya que ambos sitios fueron centros clandestinos de detención durante la última dictadura.

"Hemos tomado tres decisiones que tienen que ver con preservar la memoria y los sitios que fueron centros clandestinos de detención durante la dictadura militar. Por un lado, vamos a poner en marcha de inmediato el proceso de expropiación del predio llamado La Calamita para destinarlo a un sitio de memoria", afirmó el gobernador Miguel Lifschitz, tras la firma del documento en su despacho.

Los vecinos de Documenta Baigorria habían manifestado su preocupación ante la demora en concretarse la expropiación de La Calamita sancionada por la Legislatura a fines de 2014. Es que si no se ejecutaba la ley antes de cumplirse los dos años de su aprobación, la norma perdía vigencia. La ley estableció la expropiación de dos lotes ubicados en un área rural de Baigorria, cerca a la autopista a Santa Fe y a pocas cuadras del hospital Eva Perón. Durante la última dictadura cívico militar estaba bajo la órbita del II Cuerpo de Ejército y perteneció al circuito represivo del Batallón 121 y se estima que por allí pasó más de un centenar de detenidos, muchos de los cuales continúan desaparecidos.

Quinta de Funes. El gobernador adelantó además que pedirá que el Senado provincial apruebe en sesiones extraordinarias dos proyectos que ya tienen media sanción de Diputados: uno de ellos apunta a la expropiación de la Quinta de Funes, ubuicada en la intersección de diagonal San José y ruta 9, y donde funcionó otro centro clandestino de detención y que también busca ser reconvertido como sitio de memoria.

En cuanto al otro proyecto, Lifschitz indicó que se trata de “la iniciativa impulsada por (el diputado) Antonio Bonfatti, que reconoce al ex-Servicio de Informaciones de la Policía de Rosario, recuperado en 2015, donde tiene su sede el Archivo Audiovisual de Juicios de Lesa Humanidad; y a la comisaría 4ª de Santa Fe, señalizada como excentro clandestino de detención en 2013, para que sea desafectada de sus funciones y también se destine a un espacio de memoria”.

Acta. En el documento firmado por Lifschitz con los vecinos de Baigorria se señala que "como es de público conocimiento, durante el año 1977, funcionó en la ciudad de Granadero Baigorria el centro clandestino de detención llamado "Quinta La Calamita", donde más de una centena de personas estuvieron detenidas/desaparecidas, muchas de las cuales continúan desaparecidas".

El acta también recuerda que "en 1984 la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (Conadep) visitó la finca con el objeto de iniciar las investigaciones, aseverando los hechos acaecidos en el lugar, los cuales fueron agregados y formaron parte del informe con el cual se llevó adelante, al año siguiente, el histórico juicio a las juntas militares que condenara a toda la cúpula por crímenes de lesa humanidad". Asimismo, la sentencia dictada en la causa "Guerrieri" confirmó en 2010 que durante la última dictadura militar funcionó allí un centro clandestino de detención.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario