La ciudad

La provincia garantiza más fondos para la red de salud pública del municipio

Hoy se firmará un convenio que asegurará la cobertura de prestaciones del Cemar, la Maternidad Martin y la Dirección de Servicios de Laboratorios y Análisis Clínicos

Lunes 07 de Abril de 2014

La provincia destinará más fondos para la salud pública rosarina. El gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein firmarán hoy el convenio a través del cual el Estado santafesino financiará las prestaciones de alta y mediana complejidad que se realicen en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar), la Maternidad Martin y la Dirección de Servicios de Laboratorios y Análisis Clínicos. Con ese aporte, a las arcas del municipio ingresarán unos 11 millones de pesos mensuales extra.

Tanto el Cemar como la Martín y la Dirección de Laboratorios son efectores que, tanto por su especificidad como por la población que reciben, se presentan como referentes de la atención de salud, no sólo en la ciudad sino en el territorio provincial.

"Los consultorios del Cemar atienden la demanda de consultas especializadas y tratamientos oncológicos de todo el sur provincial, la maternidad se consolida en la atención de partos de mayor complejidad y el laboratorio no sólo brinda servicios de diagnóstico avanzado a todos los centros de salud de la ciudad sino en casos de epidemias o pandemias como la gripe A o el dengue. Son un centro de referencia nacional", señaló el secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana.

El funcionario recordó que desde 2009 la provincia financia la totalidad de las prestaciones de alta complejidad que se desarrollan en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Con ese aporte, se cubre entre el 24 y el 25 por ciento del presupuesto de salud de la Municipalidad.

Ahora, sumando los fondos dispuestos para solventar las prestaciones de los consultorios de San Luis y Moreno y de la Dirección de Laboratorios, la provincia cubrirá entre el 35 y el 40 por ciento de las erogaciones para sostener la red sanitaria del municipio.

Para Caruana, esa inversión cumple con una doble motivación. "Primero, la decisión política de la provincia de financiar el acceso a la salud de todos los ciudadanos. Y, además, un reconocimiento de que las prestaciones de esos efectores no sólo benefician a la ciudadanía de Rosario sino a toda la región", dijo el funcionario.

Los números. La secretaria de Hacienda del municipio, Verónica Irízar, había adelantado a La Capital que la firma de este nuevo convenio garantizaría más del 35 por ciento del presupuesto local en salud.

En total, serían, junto con la alta complejidad, 485 millones de pesos para 2014. "Es un monto casi como el de la recaudación de la tasa municipal (540 millones de pesos)", había indicado la funcionaria.

La inyección de fondos para atender la demanda de salud de la población busca achicar los efectos de la aceleración del ritmo inflacionario sobre las arcas locales.

Pero también se relaciona con un reclamo que, de manera constante, enarbolaron los distintos intendentes rosarinos: casi un cuarto del presupuesto local (más de mil millones de pesos, durante 2014) se destina anualmente a mantener la red sanitaria.

Un esfuerzo que no encuentra comparación con la inversión sanitaria del resto de las ciudades y comunas santafesinas. En el caso de la capital provincia, por dar un ejemplo, el mantenimiento de servicios asistenciales no alcanza ni al uno por ciento del presupuesto municipal.

La constitución santafesina expresa claramente que “la provincia tutela la salud como derecho fundamental del individuo e interés de la colectividad”.

El reclamo. En marzo pasado, el Concejo Municipal aprobó por unanimidad un proyecto presentado por el edil justicialista Osvaldo Miatello en el que se encomiendan gestiones para que el Estado santafesino se haga cargo del financiamiento de los gastos en salud pública en la ciudad.

“Estamos en una situación complicada desde el punto de vista financiero. Se votó por unanimidad de parte de la dirigencia política de Rosario un pedido al gobierno santafesino para rediscutir seriamente, sin chicanas. Para los propios ediles oficialistas, destinar del presupuesto porcentajes en salud tan numerosos se les está haciendo muy pesado de mantener”, advirtió oportunamente Miatello.

Una demanda en aumento

Según las estadísticas de la Secretaría de Salud del municipio, los centros sanitarios y hospitales de la red pública (tanto de la ciudad como de la provincia) atienden la demanda de asistencia de seis de cada diez rosarinos que no cuentan con obra social ni prepaga o acceden a algún tipo de cobertura médica que no les garantiza prestaciones complejas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario