La ciudad

La provincia busca hacer más eficiente el uso de energía en los hogares

Mientras la Legislatura estudia un proyecto de ley presentado por el gobierno de Miguel Lifschitz, especialistas llevan adelante una prueba piloto sobre 300 casas y departamentos.

Sábado 21 de Julio de 2018

Santa Fe avanza en un plan de reducción de los requerimientos de energía en viviendas y para ello está realizando una prueba piloto de etiquetado de eficiencia energética a través de la Secretaría de Estado de Energía de la provincia.
Desde marzo pasado, profesionales examinaron las características constructivas de más de 300 viviendas de la ciudad y evaluaron de manera estimativa cuánta energía necesitan durante un año para su calefacción en invierno, refrigeración en verano, iluminación y producción de agua caliente sanitaria.
Ingenieros, arquitectos y maestros mayores de obra, especializados en certificación de viviendas, ya fueron construyendo el diagnóstico del comportamiento energético de unas 300 casas de Rosario, usadas como vivienda permanente, tanto en el centro como en los barrios. Y, en función de esa evaluación, sugirieron mejoras para hacer más eficiente el uso de energía en el hogar.
"La vivienda es una especie de sistema que con el medio ambiente hace un balance térmico. Si en el exterior hay menos temperatura que adentro de la casa, a través de las paredes, los techos, los pisos y las aberturas se va a escapar energía térmica. Eso tradicionalmente se compensa encendiendo una estufa o un acondicionador de aire; pero también podríamos hacerlo utilizando mejor la energía solar", explica Roque Stagnitta, a cargo de la red de Eficiencia Energética de la provincia.
Mientras esta prueba piloto sigue adelante, la Legislatura provincial analiza un proyecto de ley para establecer un procedimiento de etiquetado de eficiencia energética de viviendas.
El proyecto establece que la etiqueta de eficiencia energética de un inmueble deberá presentarse al momento de la realización de su escritura. Si bien la etiqueta sería obligatoria, se aclara que en caso de no presentarse se asume la peor de las categorías, dando la posibilidad de realizar la operación.
La certificación quedará en manos de un profesional matriculado que esté específicamente habilitado en un registro de Certificadores de Eficiencia Energética de Inmuebles destinados a Vivienda.
Para fomentar la construcción sustentable también se incorporarán incentivos de tipo fiscal, como una reducción de la alícuota en el impuesto inmobiliario, o el ofrecimiento de líneas de créditos especiales para financiar el sobrecosto que tiene una construcción eficiente respecto de la construcción estándar.
Lea mañana la nota completa en la edición de La Capital.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario