La ciudad

La provincia anunció fuertes subas para los servicios de luz y agua

Las tarifas de la EPE se modificarán en promedio el 13,4% en diciembre y un 9,8% en marzo. Assa también presentó un pedido de recomposición ante el Ente Regulador.

Martes 15 de Noviembre de 2011

En medio de otra batalla por el anuncio de nuevos recortes a los subsidios que otorga gobierno nacional, la provincia anunció ayer fuertes aumentos en los servicios de luz y agua. En el caso de la electricidad, el incremento promedio será del 13,4 por ciento a partir de diciembre próximo y de un 9,8 por ciento desde marzo. En tanto, Aguas Santafesinas SA (Assa) formalizó un pedido de suba ante el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) que superará los reajustes que lanzó la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

En ambos casos, los incrementos fueron justificados en contundentes aumentos en los costos de la prestación de los servicios.

El último aumento de la luz, del 13,4 por ciento, fue en noviembre de 2010. Y los servicios sanitarios habían subido entre abril y agosto del año pasado en forma escalonada hasta alcanzar un 50 por ciento promedio.

Pocas horas después de que el ministro de Aguas y Servicios Públicos de la provincia, Antonio Ciancio, saliera a criticar duramente a la Nación por su política de distribución de subsidios (ver aparte), el presidente del directorio de la EPE, Daniel Cantalejo, presentó el nuevo cuadro tarifario a aplicar a partir del 1º de diciembre.

Según explicó el funcionario, las facturas de enero llegarán con una suba promedio del 13,4 por ciento respecto de las tarifas vigentes y en ningún caso supera el 15 por ciento. En tanto, a partir de marzo entrará en vigencia la segunda etapa de la actualización , que consistirá en un 9,8 promedio, y en ningún caso superará el 11.

Al momento de hacer números, el funcionario apuntó que, en el caso de la tarifa de jubilados, se registrará en diciembre un incremento de 3,20 pesos, mientras que el aumento para los clientes residenciales que consumen 400 KWh por bimestre (consumo hogareño promedio) ascenderá a los 13.

Mantener la inversión. De acuerdo al panorama descripto por Cantalejo, la medida apunta morigerar el costo de los insumos.

"Si uno no readecúa el precio de los servicios en relación con los costos, las empresas se tornan inviables, es imposible desarrollar un plan de inversiones y la gente se queda sin energía", advirtió.

El funcionario repasó el aumento que experimentaron algunos insumos desde noviembre pasado: "Sólo los cables subieron el 40 por ciento y los combustibles lo hicieron otro tanto".

De acuerdo con ese razonamiento, "es imposible pensar en seguir haciendo inversiones sin retocar la tarifa", sostuvo Cantalejo.

De inmediato, recordó que para el año próximo el plan de inversión de la EPE insumirá unos 370 millones de pesos, que son necesarios en un contexto de crecimiento del servicio que, sólo en Rosario, elevó en un 10 por ciento anual la solicitud de nuevas instalaciones.

Con todo, la electricidad no será el único incremento que deberán afrontar los santafesinos antes de terminar el año.

La semana pasada, el directorio de Aguas formalizó el pedido de actualización tarifaria a la cartera que conduce Ciancio.

Según los números de la empresa que acompañaron la presentación, con las tarifas actuales Assa cubre menos de la mitad de los costos operativos para brindar servicios de agua potable y cloacas.

Sin embargo, el presidente de la empresa, Alberto Daniele, aclaró que "será el ministerio, con el aval del Enress, el que fije el porcentaje de incremento".

A debate. Además, como ocurrió en 2010, se convocarán a audiencias públicas antes de tomar alguna decisión sobre la tarifa.

"Nuestra intención sería poder llegar a cubrir los costos operativos con recursos propios y delegar en el Estado la responsabilidad de hacerse cargo de las obras de infraestructura, pero a esto no se llegará paulatinamente", indicó Daniele.

Como en el caso de la EPE, las subas se explicaron en el incremento de los insumos. Según datos de Assa, desde 2006 (cuando se fundó la empresa) los costos de producción y operación de los servicios sanitarios aumentaron casi cuatro veces más que los ajustes de tarifa otorgados.

Por citar algunos ejemplos, los productos químicos subieron el 231 por ciento, los combustibles el 268 por ciento, los materiales el 154 y los insumos de laboratorio alcanzaron el 150.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario