La ciudad

La provincia admite que tuvo que atrasar el plan de obra pública

En un informe, la Casa Gris justificó el retraso en que los números oficiales "no vienen bien". El ministro de Obras Públicas considera clave la sanción de la reforma tributaria.

Martes 10 de Julio de 2012

"Hay un plan de obras que es muy ambicioso y que, lamentablemente, tuvimos que lentificar en su concreción porque los números no vienen bien en la provincia ni en el país. Es necesario que se apruebe pronto la reforma tributaria y que Santa Fe sea reconocida económicamente por la Nación". Con estas palabras, el secretario de Obras Públicas provincial, Julio Schneider, admitió en un informe divulgado por el Ejecutivo el cambio de escenario económico en el cual muchos proyectos en Rosario dejaron de ser prioritarios. En la Casa Gris niegan una paralización de las licitaciones, pero sí admiten "un ritmo propio" ya que los recursos son destinados a gastos "de primera prioridad".

"Se atraviesa el momento económico más delicado de los últimos años", explicó Schneider para justificar el decrecimiento en el plan de obras lanzado en 2007, que el propio ex gobernador Hermes Binner había publicitado (a razón de 600 emprendimientos en marcha en Santa Fe).

"Teniendo en cuenta que el 81 por ciento de las erogaciones del Estado son gastos rígidos, y el 10 por ciento debe destinarse a gastos de primera prioridad como salud, seguridad y educación, entre otras, la alternativa que nos queda es buscar un ritmo propio para la ejecución de la obra pública", admitió el ministro de Economía provincial, Angel Sciara.

En marzo pasado, la Casa Gris redujo los gastos de funcionamiento. En abril se remitió a la Legislatura la reforma tributaria que traería alivio a las arcas provinciales y se sumó la emisión de letras para operaciones de corto plazo. Luego, el gobernador Antonio Bonfatti planteó cancelar la deuda a las contratistas con cheques de pago diferido, incluyendo la redeterminación de costos.

Las declaraciones de los funcionarios y el plan de contingencia componen un informe oficial al que accedió La Capital, en el que se detallan varias obras encaradas en Rosario, muchas de las cuales deberán esperar "un mejor momento financiero para acelerar su marcha".

En salud, el proyecto más ambicioso es el hospital nodal de Rosario y su primera etapa cuenta con "un avance del 30 por ciento". Una vez concluido, demandará 42,5 millones de pesos, pero no especifica nuevos plazos.

Otra anunciada maqueta fue la mudanza de la sede del Iapos al Palacio Canals, edificio que albergó a Asistencia Pública, inaugurado en 1902. "La primera etapa del proyecto ya fue concluida mediante una inversión de 1,5 millón de pesos y comprendió la recuperación estructural, demoliciones y retiros, reemplazo de la cubierta y refuerzo de los cimientos. La fase final del proyecto se encuentra en una instancia previa a la licitación", describe el informe oficial.

En materia del plan contra inundaciones, la provincia precisó que la construcción del canal secundario La República tiene un avance del 15 por ciento, el conducto secundario Arijón un 92 por ciento y el reacondicionamiento del canal Ibarlucea un 85. El Aliviador 3 (que haría más confiables las obras en la cuenca del arroyo Ludueña) "es prioritario", pero se iniciará "cuando estén disponibles los fondos".

Tras el repaso de 50 viviendas hechas en Travesía y 91 por concluirse en zona sur, el informe consigna que el nuevo Centro de Justicia Penal de Rosario en terrenos del ex Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) concluyó su estructura de hormigón. Y que el 16 de julio próximo se realizará la apertura de sobres para el cerramiento exterior del edificio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario