Pandemia

La producciónde las pymesindustriales cayó 28,8 por ciento en marzo

En general, trabajaron con dificultades visibles a principios de ese mes. Y, sobre el final, muchas quedaron completamente cerradas.

Lunes 27 de Abril de 2020

La producción de las pymes Industriales retrocedió 28,8 por ciento en marzo pasado, frente a igual período de 2019, a causa del corte producido en el nivel de actividad en los últimos doce días del mes, cuando se decretó la cuarentena por la pandemia de coronavirus, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

En la comparación mensual, la industria pyme cayó 21,3 por ciento, una instancia "que se explica por los mismos motivos que la variación anual", sostuvo la entidad pyme en un comunicado.

Durante el tercer mes del año todos los rubros relevados cayeron, aunque con menor intensidad en las empresas con más de 50 empleados, donde la baja anual fue de 24,7 por ciento.

Los datos surgen de la encuesta mensual industrial de la CAME, realizada entre 300 pymes de todo el país.

En la comparación anual, la menor caída se verificó en el rubro alimentos y bebidas (-9,7 por ciento) y la mayor, en papel, cartón, edición e impresión (-42,5 por ciento).

Otro sector que se ubicó dentro de las caídas más profundas en la comparación anual, fue productos electromecánicos, informática y manufacturas varias (-40,1 por ciento), seguido por maderas y muebles (-40,0 por ciento) y productos de metal, maquinaria y equipo (-37,6 por ciento).

Paralelamente, la industria textil también resultó afectada por la cuarentena, con una merma de 33,5 por ciento interanual.

En general, las industrias trabajaron con dificultades visibles en los primeros 19 días del mes. Y ya sobre los últimos doce días muchas empresas quedaron completamente cerradas, finalizando marzo con caídas muy abruptas, dependiendo la actividad.

Según la encuesta de la Came, solo el 57 por ciento de las industrias pymes pudieron cubrir todos los cheques entregados en marzo.

En tanto, las empresas y las fábricas recuperadas por sus trabajadores en medio del derrumbe económico de 2001 se encaminan hacia las dos décadas de autogestión en medio de una crisis desatada inicialmente por las políticas de los últimos cuatro años (tarifazos, apertura de importaciones y devaluación), que se agrava en la actualidad con la parálisis total de más del 80 por ciento de esas unidades productivas por las medidas de aislamiento social obligatorio.

Empresas y fábricas recuperadas de los rubros alimenticios, gráficos, industria del calzado, automotriz, de servicios, entre otras, atraviesan una de las peores crisis del sector, luego de resistir durante cuatro años las políticas de apertura de importaciones, devaluación, tarifazos de servicios públicos y la ausencia de programas específicos para fortalecer a un sector de la economía que agrupa a más de 20 mil puestos de trabajo en todo el país.

El presidente del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores, Luis Alberto Caro, afirmó: "Alrededor de un 80 por ciento de las fábricas recuperadas están paradas, el resto está trabajando pero muy poco".

"Desde luego que se entiende que hay que privilegiar la salud, pero necesitamos una acción directa del estado, ya que es una economía muy corta la nuestra porque no hay una acumulación grande de capital", sostuvo Caro.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario