La ciudad

La primavera copó la costa rosarina

A las siete de la mañana ya había decenas de jóvenes durmiendo en las puertas del balneario La Florida y los encargados se vieron obligados a abrir una hora antes para dejarlos pasar. Sólo en ese lugar, 24 mil personas celebraron ayer el Día de la Primavera. Y también se contó de a miles la concurrencia al festival montado en el Centro de Expresiones Contemporáneas, o en los parques y espacios públicos de la ciudad. El clima estuvo en clara sintonía con los festejos.

Lunes 22 de Septiembre de 2008

A las siete de la mañana ya había decenas de jóvenes durmiendo en las puertas del balneario La Florida y los encargados se vieron obligados a abrir una hora antes para dejarlos pasar. Sólo en ese lugar, 24 mil personas celebraron ayer el Día de la Primavera. Y también se contó de a miles la concurrencia al festival montado en el Centro de Expresiones Contemporáneas, o en los parques y espacios públicos de la ciudad. El clima estuvo en clara sintonía con los festejos.

La suma de sol, temperatura agradable, domingo y primavera hicieron que los rosarinos coparan todos los espacios públicos, en especial la costa. También por estas razones, la jornada tuvo un tinte más familiar que otros años. Y no hubo mayores incidentes, "estuvo todo muy tranquilo", confirmó la policía.

Este año también se reforzaron las medidas de seguridad. El inspector de la zona de La Florida, José Luis Divita, explicó que se revisaron los bolsos para que las personas no entraran a los balnearios con bebidas alcohólicas, y pidieron a los jóvenes que guardaran las camisetas de los cuadros de fútbol para evitar peleas.

Hasta entrada la tarde, en La Florida hubo juegos y bandas en vivo. No faltaron los que quisieron bailar, jugar al vóley o meter los pies en el río.

Tribus y rock. En el otro extremo de la ciudad, frente a la bajada Sargento Cabral, el Centro de Expresiones Contemporáneas fue un punto de atracción para miles de chicos. Al aire libre, a partir de las 16, hubo acrobacia con telas, desfiló la banda del Distrito Sur y tocaron grupos de rock. Simultáneamente, en los galpones se escucharon recitales y hubo shows de skaters.

El público fue variado, pero con claras señales que demostraban la pertenecia a tribus como los floggers, punks, darks y skaters. El peinado, la vestimenta, los aros y pines o el maquillaje eran los signos que permitían identificarlos rápidamente.

Según el personal de seguridad allí tampoco hubo alcohol. En la mayoría de los grupos giraba el mate o alguna gaseosa. Virginia, Mariel, Eliana y Marisel, todas universitarias, decidieron pasar el Día de la Primavera en el CEC. "Siempre vamos al parque, pero esta vez nos entusiasmó el rock", dijo una de ellas.

En uno de los galpones donde se desarrollaba otro recital, Nicolás, Alejandro y Daniel, todos de 16 años, escuchaban absortos a la banda de turno. "Vinimos porque toca un profe de guitarra", explicó Nicolás quien se reunió con sus amigos para celebrar la nueva estación, esta vez al ritmo del rock.

Este año la fiesta no sólo fue para los jóvenes. Grandes y chicos también disfrutaron de un día verdaderamente primaveral.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario