La ciudad

La previa de quinto año fue ruidosa y colorida

Rosario madrugó por el carnaval que desplegaron los chicos que inician su último año en la secundaria y desde hace algunos años realizan el rito de "festejar" el primer día de clases. Con menos desmanes y una disminución en el consumo de alcohol, la fiesta de la previa se extendió con bullicio y pirotecnia.

Lunes 28 de Febrero de 2011

Rosario amaneció más temprano por el carnaval que desplegaron los chicos que inician su último año en la secundaria y desde hace algunos años realizan el rito de "festejar" el primer día de clases. Con menos desmanes y una disminución en el consumo de alcohol, la fiesta de la previa se extendió con bullicio y pirotecnia.

Desde la madrugada las bombas y los cánticos se escucharon en todas las zonas cercanas a las escuelas secundarias, es que los chicos se encargaron desde las 5 de la mañana (en algunos casos desde las 3) de hacer sentir "su festejo". Disfrazados, con las caras pintadas, tirando papelitos y espuma, los adolescentes que arrancan quinto año se encargaron de que este día se transforme cada vez más en un clásico. 

El titular de la GUM, Mariano Savia, comentó los resultados del operativo que comenzó ayer para disminuir los efectos de la previa en el funcionamiento del resto de los ciudadanos. "El reslutado fue positivo, creo que se ha reducido mucho respecto al año anterior, empezamos a trabajar ayer a medianoche para que no se venda alcohol a menores, eso resultó. Los comerciantes habían sido previamente notificados y respetaron esto".

Savia remarcó que lo que si se ha hecho sentir fue el alboroto de los chicos y también los estruendos. "Esta mañana todos hemos sido testigos de ruidos molestos, el tema de la pirotecnia es recurrente, no está muy lejos de lo que decíamos el año pasado, pedimos la no utilización en ningún espacio de estos elementos. Más allá de algún reclamo por ruidos molestos de algún sector de la población afectado, que tienen derecho a que sus reclamos sean atendidos, y alguna obstaculización del tránsito, el resto ha sido normal”.

Igualmente el representante de la GUM se encargó de remarcar que el consumo de alcohol ha estado controlado esta vez. “Encontramos algún menor alcoholizado, pero en caso muy aislado, la verdad una reducción muy considerable”. La mayor cantidad de jóvenes se concentró en Alem y Mendoza, a lo largo de bulevar Oroño, en el monumento a la Bandera, en Cafferata y Salta, en las Cuatro Plazas, plaza San Martín y plaza Montenegro.

La previa se suele extender en la semana por eso Savio indicó que van “a trabajar firmemente para garantizar el derecho al descanso y el respeto a las normas para la ciudad que se prepara para la jornada de trabajo. Tratamos también de desdramatizar, es una cuestión de convivencia pero también es menor. Secuestramos bebida, pirotecnia, llamamos la atención y si es necesario se llama a los padres. Hay que trabajarlo desde los valores y desde la familia”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario