La ciudad

La precariedad edilicia y los problemas eléctricos de escuelas de Rosario

Amsafé Rosario presentó ante el Ministerio de Trabajo un relevamiento de los inconvenientes en la estructura edilicia que padecen distintas escuelas públicas de la ciudad. Mirá las fotos.

Miércoles 05 de Diciembre de 2012

Escuelas con peligro de caída de techos, sin vidrios, con aguas contaminadas y otros serios inconvenientes en la estructura edilicia conforman el "Mapa de riesgo" presentado por un equipo de delegados de prevención ante el Ministerio de Trabajo. La presentación se dio días antes que se firmara el esperado acuerdo provincial paritario -fue ayer- para formar los comités mixtos de salud y seguridad en el ámbito educativo. "Con más razón ahora se deberá tener en cuenta este informe preocupante para que el 25 de febrero las escuelas estén en condiciones para comenzar las clases”, advirtió el secretario general de Amsafé Rosario, Daniel Couselo.
 
Hace poco tiempo alumnos de la Escuela Urquiza de Oroño y Santa Fe denunciaban que aprendían en aulas invadidas por las ratas. El mismo día, los chicos del centenario Normal Nº 1 protagonizaban una sentada reclamando por la falta de arreglos de las escaleras internas por las que transitan una buena cantidad de personas a diario. Al margen de estas realidades preocupantes, el gremio local elevó un informe ante el Ministerio de Trabajo con datos de 25 escuelas del departamento Rosario.
 
Este primer informe es parte de un relevamiento mayor que encara la delegación sindical, y bien puede representar -como admitió Couselo- "a muchas otros establecimientos educativos" aún no analizados. El trabajo no es estadístico pero sí describe lo que pasa a nivel de riesgos en las siguientes escuelas de Rosario: las primarias Nº 1.162, 1.188, 816, 1.080, 1.381, 88, 119, 112 y 115; también las secundarias Nº 347 y técnicas Nº 464; además el Normal Nº 2 que incluye al jardín de infantes, la primaria, la secundaria y profesorados que funcionan en el edificio de Córdoba y Balcarce, que es patrimonio histórico. En este último caso, una buena cantidad de imágenes (muchas acompañan esta nota) aportadas por los delegados en prevención a Trabajo desnudan una triste situación edilicia del prestigioso colegio rosarino.
 
También se relevaron las escuelas primarias Nº 127, 1.294 y 6.418; la técnica Nº 550 y los jardines Nº 161 y 162, todas de Granadero Baigorria. Y la primaria Nº 1.243, las  secundarias Nº 515 y 1.515 y técnica Nº 680, de Villa Gobernador Gálvez; la primaria Nº 1.388 y secundaria Nº 398 de Funes; además de la primaria Nº 122 de Alvarez.
 
Los informes fueron elaborados por un Equipo de Delegados de Prevención del gremio y de los distintos establecimientos educativos, que se capacitaron para confeccionarlos. Una tarea que Couselo destacó “como muy valiosa y de compromiso”.
 
Los problemas. De ese trabajo se gestó este primer relevamiento donde se detectó, según consta en el informe, que la mayoría de las escuelas no cuenta con salidas de emergencia; que hay escaleras sin antideslizantes y extinguidores de fuego vencidos; no existen rampas para personas discapacitadas; hay problemas de instalación eléctrica con cables sueltos y colgando, además de obsoletas y precarias; falta de cortacorrientes; estufas de pantallas; paneles de techos destruidos o faltantes; vidrios y pisos rotos; iluminación deficiente; problemas con el suministro de agua potable; contaminación en agua; rajaduras, filtraciones, humedad, hongos en las paredes y techos; aulas móviles; deficiencia en conexiones de gas natural, y trabajos de obras en escuelas sin tomar medidas de seguridad y mientras se está dando clases.
 
Para Couselo, estas deficiencias identificadas "no sólo ponen en riesgo la salud y seguridad de los trabajadores docentes, sino que se les suma el agravante de que también hay chicos de por medio".
 
En esta preocupación no queda para nada afuera el Ministerio de Educación provincial, que es la contraparte. Aquí Couselo dijo que la Secretaría de Infraestructura Escolar "es inexistente". "No se hace cargo de nada, o deriva los problemas a Obras Públicas o al FAE, pero nunca resuelve nada”, agregó.
 
De todas manera, expresó que es una buena noticia que finalmente se hayan aprobado en paritarias la conformación de los comités mixtos en salud y seguridad, que estima estarán funcionando a principios del ciclo lectivo próximo.
 
Hay que recordar que este acuerdo por los comités era parte de un viejo reclamo del gremio para toda la provincia, postergado en el tratamiento paritario.
 
Tarea de vacaciones. Couselo señaló entonces lo conveniente, que “se empiecen a resolver los problemas detectados en las escuelas” e informados a Trabajo sin demoras. “Con más razón ahora que se firmó este acuerdo se deberán tener en cuenta estos informes para que el 25 de febrero arranquen las clases con los problemas resueltos”, dijo aludiendo a la necesidad de aprovechar el receso escolar de verano para estos arreglos.
 
La presentación de estos informes y Mapas de Riesgos la realizaron -fue el 29 de noviembre pasado- delegados de escuelas, integrantes del Equipo de Delegados en Prevención y miembros de la comisión directiva de Amsafé Rosario, ante la sede local de la Dirección Provincial de Salud y Seguridad en el Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe.
 
En esa oportunidad se entrevistaron con el director provincial de Salud y Seguridad en el Trabajo, Enrique Lier y el coordinador de la Comisión de Higiene y Seguridad en el Trabajo, Omar Bouvier. Los representantes gremiales pidieron en esa reunión que se constituyan “de manera urgente los comités mixtos y que sean reconocidos los delegados en prevención en las escuelas con fuero gremial para poder ejercer su función”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS