La ciudad

“La policía santafesina está jaqueada por la realidad”, dijo el jefe de la fuerza

Tiempos violentos. El comisario Rafael Grau destacó “el compromiso de muchos efectivos”, pero reclamó para la fuerza el aporte de personal más capacitado.

Viernes 25 de Septiembre de 2015

“Veo una policía jaqueada por la realidad, pero también veo un compromiso de muchos efectivos”, admitió ayer el flamante jefe de policía de la provincia, Rafael Grau. El máximo responsable de los uniformados santafesinos admitió que hace falta “una autocrítica” hacia adentro de las unidades, al tiempo que reclamó personal más capacitado.
  Con tono analítico, Grau le dio la razón a la intendenta Mónica Fein, quien se había animado a decir en público que “estamos mal” en materia de seguridad. “Lo dice con gran sentido común, si se piensa que tuvimos siete homicidios en el último fin de semana. Estamos mal como sociedad y algo nos está pasando”, reconoció.
  En uno de sus primeros contactos con la prensa rosarina y tras haber asumido como jefe de la policía santafesina la semana pasada, Grau se puso al frente de la delegación policial que se reunió con los dirigentes locales de la Unión Obreros de la Construcción (Uocra), quienes luego de varias marchas exigen seguridad para el sector. (ver aparte)
  Grau sorprendió por su locuacidad al enfrentar los micrófonos, pero sobre todo por una suerte de ensayo sociológico que trazó sobre la violencia y la inseguridad. “Se han roto todos los valores, hay una enorme crisis de autoridad donde no podemos hablar ya de valores sino de disvalores en el seno social”, sentenció y remató: “Para un joven, un segundo en una pantalla televisiva es mucho más importante que sentarse a estudiar”.
  Tras repasar la ruptura del tejido social y marcar un “primitivismo total en la realidad social, donde cualquier cosa se dirime a través de la violencia”, el jefe policial recordó que su personal a cargo “viene de la sociedad donde vivimos, y tenemos un enorme compromiso de ejecutar acciones que deben llevarnos a vivir en paz”.

La mente en crisis. Tras reconocer que la policía debe hacer “una fuerte autocrítica para poder mirar el futuro”, Grau señaló: “Lo que piensa un sujeto en un instante, tira por debajo cualquier principio de acción preventiva, la mente del sujeto está en crisis”.
  El titular de la fuerza en Santa Fe no obvió las preguntas en relación a los dichos de la intendenta Fein, quien días atrás rompió el silencio de las autoridades municipales y provinciales para hablar de la ola de violencia en Rosario.
  La jefa comunal había exigido una policía más capacitada y profesionalizada. “Es indudable lo que planteó Fein, de una policía más profesional con una educación en calidad y una capacitación plena y amplia en todos los aspectos. El personal policial necesita una capacitación más profunda”, dijo sin titubear.
  —Fein dijo que estamos mal, ¿qué opina usted?
  —Lo dice con gran sentido común si se piensa que tuvimos siete homicidios en el último fin de semana. Estamos mal como sociedad, algo nos está pasando y debemos hacer un análisis.
  Más en profundidad, y cuando se lo consultó sobre el accionar policial, indicó que analizará las sospechas de complicidad de efectivos con el delito y admitió que los esfuerzos en materia del despliegue de fuerzas “a veces no alcanzan”.
  Al momento de hablar de la cantidad de armas de fuego que están en poder de la sociedad, Grau afirmó que “preocupa muchísimo, y se harán tareas operacionales junto con la Policía De Investigaciones (PDI) a los efectos de poder controlar y obtener el mayor secuestro de armas posibles.
  —De 1 a 10, ¿cómo califica a la policía santafesina?
  —Es un elemento que me reservo para cuando tenga el diagnóstico como corresponde. Veo una policía jaqueada por la realidad, pero también veo y un compromiso de muchos efectivos, que no saben de horas y de descanso. Tenemos elementos que empañan la institución, mal visten el uniforme y tristemente golpean al resto. Pero siempre me quedo con el que ofrenda su vida en pos del otro. Es algo que debemos trabajar muchísimo para fomentarlo a través de procesos educativos.
  Cuando se lo consultó sobre si pedirá que se agreguen otros móviles a los 110 patrulleros que tiene Rosario, el jefe policial indicó que “se está evaluando en un análisis profundo, pero estamos satisfechos con lo que se ha entregado”.

Una reunión con el gremio de la construcción

Las autoridades de la Unión Obreros de la Construcción, (Uocra) se reunieron ayer con el jefe y subjefe de la Policía de Santa Fe, Rafael Grau y José Luis Amaya respectivamente, y el titular de la Unidad Regional II, Miguel Angel Oliva. La cita tuvo lugar en la sede del gremio de la construcción, en Mitre y Cochabamba. Del encuentro quedó la promesa de reforzar patrullajes, custodiar en los días de cobro las obras y comprometer al sector empresario a adoptar medidas de seguridad. La cita se renovará en 20 días.
  Tras la multitudinaria marcha del pasado 10 de este mes (tras el asesinato del arquitecto Sandro Procopio y que movilizó a más de 2.000 trabajadores de la construcción) frente a Gobernación convocada por la seccional Rosario de la Unión Obrera Regional Argentina (Uocra), ayer al mediodía la plana mayor de la policía acudió a la convocatoria.
  En los altos de la sede gremial, los policías escucharon varios relatos pormenorizados de los albañiles que fueron víctimas de la inseguridad. “En esa masiva protesta advertimos que era necesario que la sociedad entera se involucrara también en este tema, porque es algo que nos afecta a todos. Pero fundamentalmente ese día asumimos el compromiso institucional de no abandonar la lucha por la seguridad y la vida de nuestros trabajadores”, recordó Carlos Vergara, uno de los líderes de la organización gremial.
  “Los jefes policiales nos pidieron información sobre la ubicación de las 900 obras en construcción en Rosario, y también se expresó la preocupación de las empresas que no tienen bancarizado a su personal y le pagan en efectivo. También se planteará que las constructoras cuenten con un botón de pánico para que, en caso de robo, puedan activar un alerta en conexión con los patrulleros”, enumeró Vergara.
  En la reunión, además de la promesa de reforzar los patrullajes y disponer de una presencia cuando se cobre en efectivo en las obras, quedó acordado que en 20 días habrá otro cónclave para evaluar cómo inciden las medidas propuestas en la seguridad de los obreros.
  En esa oportunidad también concurrirán a la reunión con los jefes policiales los integrantes de la Asociación Empresarios de la Vivienda y de la Cámara Argentina de la Construcción. “Hoy existe un sereno atrás de una chapa y un candado para cuidar un montón de cosas, y se carece de cámaras de vigilancia o sistemas de alarma”, detalló el titular de la Uocra Rosario.
  En la ciudad existen unas 900 obras en construcción, por lo que sería imposible un patrullaje en cada una de ellas. “Estamos en un momento terrible de violencia e inseguridad, por eso queremos ayudar entre todos, por eso vemos como positivo el diálogo y tenemos la promesa de reunirnos nuevamente en dos semanas”, resumió el dirigente gremial.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS