La ciudad

La policía demoró a un hombre que perturba a vecinos de la peatonal

Tras amenazar a una inspectora de la Guardia Urbana Municipal, fue trasladado a la comisaría segunda y remitieron el caso a la Fiscalía.

Viernes 08 de Febrero de 2019

Un hombre que perturba a vecinos y comerciantes de la peatonal Córdoba (entre Corrientes y Paraguay) con agresiones e insultos amenazó ayer a una inspectora de la Guardia Urbana Municipal (GUM). La agente lo denunció de inmediato y fue demorado por la policía en la comisaría segunda del centro de la ciudad. El municipio trasladó todos los antecedentes del adulto al Ministerio Público de la Acusación para que el fiscal en turno resuelva eventuales medidas a adoptar.

En diálogo con LaCapital, la directora de la GUM, Fabiana Bergia, confirmó que uno de los tres hombres acusados de hostigar a vecinos y comerciantes de la peatonal Córdoba fue denunciado ayer ante la Unidad Regional II de Policía.

"Hubo un incidente con uno de ellos que, al parecer en estado de ebriedad, molestaba a los vecinos, comerciantes y transeúntes, y ante la intervención de la inspectora se le abalanzó y la amenazó", relató.

La directora de la GUM le dio entidad a las quejas de los vecinos que reflejó días atrás este diario. "Son tres personajes que agreden y piden dinero a los transeúntes, más aún cuando se trata de los empleados, empresarios y profesionales que entran y salen de sus oficinas y negocios", sostuvo uno de los referentes del sector.

Los relatos no se quedaron allí. "Están borrachos, orinan en la calle, duermen en el espacio público y muchas veces se pelean entre ellos, no hacen otra cosa que espantar a la gente que concurre a los locales de la zona", sumó una mujer que trabaja en uno de los negocios de la peatonal.

Bergia resaltó que al menos una de esas tres personas "está perfectamente identificada por la GUM, que le ha advertido sobre su irregular proceder y ya tiene varios antecedentes de incidentes".

Ayer, una de las inspectoras que realizaba tareas de control en la peatonal le advirtió que cesara de hostigar a los vecinos y comerciantes. La reacción del hombre fue "muy agresiva y amenazó verbalmente a la empleada".

El policía que acompañaba a la agente de la GUM lo aprehendió y lo trasladó a la comisaría segunda de calle Paraguay y San Juan, donde permaneció demorado unas horas.

La directora de la GUM advirtió que esta persona "tiene algunos problemas psíquicos y como tal requiere un abordaje que excede a la Guardia Urbana, y fueron informados a la Secretaría de Salud y al Ministerio Público de la Acusación (MPA)".

La funcionaria dijo estar al tanto de las denuncias de bancos, financieras, casas de cambio, farmacias, bares, jugueterías, joyerías y boutiques, además de la Bolsa de Comercio y las sedes de diversas empresas en los edificios de oficinas que ya elevaron su queja por el accionar de estas personas.

El planteo elevado a la GUM es que actúan "todos los días, de 8 a 20, en el horario del movimiento del público por el sector y sin que los amedrenten las condiciones climáticas. Puede llover torrencialmente e igual van a permanecer ahí".

Otro de los testigos aportó que también "ingresan a los bares, hacen que venden dólares a los gritos y no paran hasta obtener algo de dinero de tanto que insisten".

Tras la demora de ayer, el municipio dejó en manos de la Fiscalía las medidas a adoptar ante los antecedentes recabados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario