La ciudad

La Policía Comunitaria empieza a recorrer tres barrios de la zona sur de Rosario

Desde hoy, la nueva fuerza de seguridad contactará a los vecinos para notificarles el lanzamiento del programa en abril próximo.

Jueves 20 de Marzo de 2014

Desde hoy, y durante varios días, los nuevos agentes de la Policía Comunitaria encabezarán "recorridas de sensibilización" en los barrios Las Flores, La Granada y 17 de Agosto con el objetivo de notificar a los vecinos del lanzamiento del programa en abril próximo.

Los nuevos agentes tienen previsto patrullar las calles de esos barrios acompañados por otras reparticiones y hasta por Gendarmería, en el marco de un proyecto destinado a contener la creciente violencia en la ciudad.

A partir de abril, los primeros 45 efectivos de la fuerza de cercanía fomentarán la tarea preventiva y disuasiva, la interrelación con los vecinos, promoverán el diálogo y facilitarán la recuperación de los espacios públicos.

Al respecto, el titular del Instituto de Seguridad Pública (Isep), Aniceto Morán, quien conducirá el proceso de formación de los postulantes, señaló que los agentes de la Policía Comunitaria tendrán ingresos superiores a los de los efectivos de la fuerza tradicional.

Es que los comunitarios cobrarán un plus por sus tareas de diálogo y convivencia con los vecinos. De ese modo, el sueldo para quien recién ingrese a la fuerza será de hasta 10 mil pesos.

Morán recordó que el sueldo de un agente nuevo de la policía "está en 8.100 pesos, y aumentará a 8.500 a mitad de año, mientras que el comunitario ganará un plus, lo que implicaría 1.000 o 1.500 más".

Acerca de las 500 vacantes en la nueva fuerza destinadas a jóvenes de entre 18 y 27 años, el funcionario explicó: "Será un 70 por ciento de personal masculino y un 30 por ciento de femenino".

Las autoridades municipales observan que gran parte de los efectivos policiales que patrullan las calles de Rosario no son oriundos de la ciudad. Creen que desconocen los barrios y hasta la ubicación de las calles. Es que la mayoría de los policías nuevos que se desempeñan en Rosario provienen del norte de Santa Fe, y tienen problemas frecuentes para retornar a sus hogares durante los días de franco.

Asimismo, Morán se mostró confiado en que, con la colaboración de otros organismos estatales, "se pueda motivar a que más jóvenes" integren la Policía Comunitaria.

De hecho, las autoridades esperan cubrir la 500 vacantes en la ciudad con agentes oriundos de Rosario.

"Quienes ingresen al curso permanecerán en Rosario trabajando. No serán derivados a otra parte de la provincia. Eso le asegura al postulante seguir viviendo y trabajando en el mismo ámbito", enfatizó Morán.

La intendenta Mónica Fein había advertido que gran parte de los efectivos policiales que patrullan las calles de Rosario no son oriundos de la ciudad, lo que implicaría desconocer los barrios y hasta la ubicación de calles.

Ya en acción, el policía comunitario les entregará a los vecinos su tarjeta personal con foto y número de celular para que lo llamen frente a un caso de inseguridad que no sea exclusivamente la emergencia. Y portará un arma reglamentaria.

Para abril también está prevista la inauguración de tres "casas del policía comunitario": módulos habitacionales vidriados donde el agente tendrá un espacio para dialogar y encontrar soluciones para el barrio, aunque no alojarán detenidos ni se realizarán trámites administrativos. Asimismo, contarán con un patrullero con identificación de color naranja y motos. En una segunda etapa la fuerza estará en Ludueña y Tablada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario