La ciudad

"La pericia aseguró que estaban flojos los pernos de la taza en International Park"

El abogado del joven que accionaba el juego la Vuelta al Mundo donde murieron dos adolescentes, reveló que cuatro tazas más tenían probabilidades de caer. Falló el diseño del juego y el mantenimiento.

Jueves 08 de Mayo de 2014

Froilán Ravena, abogado del empleado de Interantional Park que estaba a cargo de accionar el juego la Vuelta el Mundo, reveló hoy el resultado de la pericia que indica que “los pernos estaban flojos o no estaban en condiciones de sostener” la taza número 10 que cayó y provocó la muerte de dos adolescentes en agosto del año pasado. Otras cuatro tazas estaban en similares condiciones.
 
En diálogo con el programa “Todos en La Ocho”, el letrado indicó que en la pericia que se le encomendó al perito oficial, ingeniero Urrere, se hace todo un estudio de las fallas que se han detectado y que ocasionaron la caída de la góndola. 
 
“En sus conclusiones estableció: hay una falla de diseño del juego, es decir no contaba con elementos de seguridad externa, y hace referencia a una falta de mantenimiento del mecanismo del juego que podrían haber evitado la rotura de la góndola", indicó.
 
Ravena detalló que según la pericia, el mecanismo fue el siguiente: “Se fue aflojando con el tiempo y la falta de mantenimiento el tornillo que sostiene el perno. El perno va en un engranaje que luego se asegura con un tornillo. Ese tornillo, con el paso del tiempo se fue aflojando, hizo que el perno se salga del engranaje y en ese momento, en el día de la tragedia, se suelta del engranaje”. 
 
“La góndola está colgada sobre dos engranajes. Al soltarse uno, queda todo el peso sobre un engranaje. Con el movimiento ascendente y descendente de la góndola hace que se quiebre el otro perno. Eso ocurre en un mismo evento, inmediato”, prosiguió al explicar la mecánica del trágico accidente.
 
Ravena concluyó que “las razones que llevaron a ese evento venían con un tiempo. O sea el tornillo se fue aflojando con el tiempo”.
 
Además agregó que la pericia habla de dos causas: las fallas de mantenimiento y de diseño. “En lo referente al diseño, establece que no tenía ningún aspecto o mecanismo de reaseguro. O hubo una falta de conocimiento de los diseñadores porque hay una falta de consideración a los posibles errores humanos. En tanto, el error humano consiste en una falta de mantenimiento. Eso hace que se pueda desenroscar el tornillo y se pueda salir del eje. Tendría que tener un reaseguro u otro mecanismo”
 
“La conclusión es falla de diseño y de mantenimiento. Por lo tanto, estimo que esto debería llegar hasta los diseñadores del juego”, aseguró acerca de las responsabilidades sobre lo sucedido.
 
Incluso agrega un dato hasta ahora desconocido ya que del informe surge que “había cuatro tazas que tampoco estaban en condiciones operativas. Son tazas que tendrían los tornillos flojos que no se llegaron a desprender del todo. Eso se lo atribuye también a la falla de diseño”.
 
“La pericia hace además un buen análisis del tema del peso. Cada góndola estaba prevista para seis pasajeros cada uno. En el parque nunca se cargaban con más de cinco. O sea, la taza en un estado de funcionamiento y conservación normal debería haber soportado bastante más peso del que había cargado ese día”, concluyó el abogado del joven que ponía en funcionamiento el juego.
 
Ahora la causa se encuentra en trámite recursivo. “El juez Curto dictó los procesamientos sin contar con la pericia oficial, basándose sólo por testimonios y algunos informes preliminares. Esos procesamientos fueron apelados y están en la Cámara de Apelaciones. Es decir no se han confirmado los procesamientos”, aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario