La ciudad

La peatonal San Martín luce abandonada, sucia e insegura

El histórico paseo comercial perdió protagonismo entre los rosarinos con poco movimiento y desplome en las ventas. Los comerciantes se quejan por la falta de obras clave. Pedirán una urgente reunión con el municipio.

Sábado 02 de Febrero de 2019

La peatonal San Martín luce abandonada, despoblada e insegura. Una ligera recorrida por el corredor, desde Córdoba hasta Mendoza, alcanza para trazar este duro diagnóstico de un paseo comercial que hace años perdió su esplendor producto de la falta de obras, el apoyo oficial y la inseguridad. La crisis económica sumó un ingrediente negativo adicional, con ventas que se desplomaron. Los comerciantes de la zona se quejan de la falta de intervenciones estatales, piden cambios urgentes y temen más cierres de locales.

Desde la Intendencia reconocieron que la peatonal San Martín tiene problemas estructurales en sus baldosas, mobiliario urbano, iluminación y en todo el entorno. Y prometieron una serie de reformas parciales, acotadas por el escaso presupuesto con el que cuenta el municipio.

Ayer por la tarde La Capital recorrió la peatonal desde Córdoba hasta Mendoza. El panorama es desolador: gran parte de las baldosas están rotas, falta higiene y el mobiliario está totalmente dañado.

El movimiento de gente era tan escaso que parecía un domingo. Entre los locales se intercalan persianas bajas de firmas que no pudieron subsistir a la crisis y comercios abiertos con pocos clientes adentro. Un combo explosivo.

"Hace quince años que estamos acá. Este es nuestro peor momento, entre la crisis y el abandono de la peatonal no podemos más. La peatonal hace tiempo que ya no es la que era antes. Es una calle triste", confió a este diario Silvia, desde una local de electrónica casi San Luis.

La comerciante agregó que desde que abrió sus puertas hace una década y media, "nunca la Municipalidad hizo una reforma estructural, una obra profunda, sólo algunas intervenciones para que la gente no se caiga con las baldosas rotas y se lesione".

"La realidad —continuó— es que además hay poca presencia policial, de la Guardia Urbana y Control Urbano y a las siete de la tarde, en pleno verano esto se convierte en un desierto, se cierran los locales y no camina nadie por estas calles".

El relato de Silvia se quebró al momento de hablar de la coyuntura económica. "No entra nadie, por eso podemos estar hablando ahora. Por primera vez en años no tenemos para pagar el alquiler que renovamos hace poco. No queremos cerrar como otros porque detrás hay toda una familia pero se nos está haciendo realmente muy difícil", dijo entre lágrimas.

A una cuadra, llegando a San Juan, Carolina la responsable de un local de venta de ropa femenina trazó un panorama similar. "La peatonal está dejada, hace tiempo, pero pasan los años y cada vez está peor", resumió.

"Hace 17 años que estamos acá y cada vez se ve menos movimiento, la gente tiene miedo de pasar por la plaza Montenegro, no se hacen obras, está todo muy sucio y a diferencia de la peatonal Córdoba que la reformado varias veces, acá nada. Está muy fea", agregó.

Para Carolina "se podrían hacer pequeñas obras para lavarle la cara a la zona, pero sólo tenemos reuniones, promesas de los funcionarios. Y ahora que se vienen las elecciones vuelven a recorrer, nos preguntan que hace falta, se sacan la foto y después no se hace nada".

El presidente de la Asociación Casco Histórico de Rosario, Fabio Acosta, no dudó en calificar el estado de la peatonal como de "total abandono, despoblada e insegura".

Acosta coincidió con el cuadro que trazaron los otros comerciantes y adelantó que la semana próxima pedirán "una urgente reunión con las autoridades de la Secretaría de la Producción para hablar de la situación que vive que la peatonal y reclamar por mejoras urgentes".

En ese sentido recordó que "en los últimos tres presupuestos municipales se incluyeron partidas dentro de la reforma del casco histórico para remodelar la peatonal San Martín".

"La realidad —siguió— es que las obras nunca se hicieron y sorpresivamente el año pasado se avanzó con la reforma del Paseo del Siglo que no estaba dentro del presupuesto".

Según Acosta, además existía un compromiso "de reformar la plaza Montenegro. Allí vamos a pedir que se haga una intervención cultural fuerte, que se hagan eventos públicos masivos para que la gente recorra la zona, los calocaes y vuelva a comprar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});