La ciudad

La organización social Techo volvió a construir en Rosario

Tras los episodios de violencia, la entidad edificó nuevamente viviendas informales junto a cinco familias del barrio San Martín Sur.

Domingo 27 de Mayo de 2018

Luego de haber suspendido sus actividades territoriales en la ciudad en 2016, debido a algunos episodios de violencia, la organización social Techo, una entidad civil que busca superar la pobreza en asentamientos informales a través de la acción conjunta entre voluntarios y vecinos, finalizó el fin de semana pasado la construcción de viviendas de emergencia, junto a vecinos del barrio San Martín Sur, que mejoraron la calidad de vida de cinco familias.

Esta realización fue el resultado de un proceso participativo, planificado conjuntamente con los vecinos del barrio en asambleas barriales que comenzaron en 2017. El primer paso fue el relevamiento de las familias que viven en situación de emergencia habitacional, que fue realizado en conjunto entre vecinos y voluntarios.

El segundo paso fue definir qué criterios se iban a tener en cuenta para la asignación de las viviendas, entre los que primaron el hacinamiento, la presencia de niños y la existencia de enfermedades.

Una vez asignadas las familias, comenzó la organización de la construcción: definir la fecha; diseñar cómo se iba a realizar la descarga de materiales; capacitar en el barrio a los vecinos y voluntarios que iban a liderar la construcción; y convocar a los habitantes del barrio, las organizaciones e instituciones presentes para que participaran de la actividad.

Finalmente, el fin de semana pasado, se construyeron las viviendas, terminando con un cierre comunitario en el cual se compartieron vivencias y festejando el logro colectivo.

Vale recordar que Techo había suspendido sus actividades territoriales para repensar su forma de trabajo en el año 2016. Desde principios de 2017 retomaron la actividad en territorio y trabajan junto a vecinos de cinco comunidades de la ciudad con proyectos de infraestructura (alumbrado público, y mejoramiento de calles y veredas), y proyectos de vivienda de emergencia, organizados de manera comunitaria.

La construcción de las viviendas se toma como un proyecto barrial y es liderado por vecinos que no necesariamente son los que la reciben. De esta forma, además de mejorar la calidad de vida de las familias que las habitan, se potencia la organización de la comunidad para seguir en la lucha por el reconocimiento de sus derechos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario