La ciudad

La oposición va por la estatización de todo el transporte de pasajeros

La comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal tendrá hoy en sus manos la prórroga por tres años para Rosario Bus y la nueva licitación. Otra polémica con final abierto.

Lunes 24 de Agosto de 2015

A una semana del vencimiento de la actual concesión del transporte urbano de pasajeros, el Concejo comenzará a definir una salida. Hoy, en la comisión de Servicios Públicos, el oficialismo intentará sacar adelante una prórroga por tres años para las líneas que gestionan Rosario Bus, Semtur y La Mixta, un lapso que podría reducirse si se aprueban los pliegos del nuevo sistema. En esta coyuntura, la oposición propone municipalizar todas las líneas bajo la órbita de la Semtur. Una vez más, habrá debate y polémica con final abierto.

La extensión de la actual concesión propuesta por el Ente de la Movilidad y girada la semana pasada será tratada hoy en el encuentro de la comisión de Servicios Públicos. En el temario también se incluyó el análisis y aval de los pliegos para una nueva licitación del sistema.

Al oficialismo lo apremian los tiempos. De no aprobarse el expediente de la prórroga este jueves en el recinto de sesiones, están dadas las condiciones para ingresar en un período de precariedad para todo el transporte de pasajeros.

Frente a este escenario, ¿qué implica para la Intendencia una definición favorable del Palacio Vasallo antes del 31 de agosto próximo? En principio, a los concesionarios Rosario Bus, Semtur y La Mixta se le podrá mantener el grado de exigencia en lo que hace a la antigüedad de los coches, frecuencias, plan de mantenimiento, higiene, renovación de unidades y un plan de adecuación de la flota operativa.

Por el contrario si se ingresa en la precariedad, la calidad de la prestación entraría en un cono de sombras.

Presión. Frente a la premura por los tiempos, la intendenta Mónica Fein le metió presión a los ediles. "Sin prórroga, todas las líneas pasarían a estar en estado precario y el municipio podría exigirles menos de lo que pide el pliego", había advertido la semana pasada.

Con los plazos demasiado justos, en caso de recibir el rechazo del Concejo a la extensión de las concesiones, Fein debería poner en marcha un plan alternativo a un eventual retiro de Rosario Bus del sistema.

Esta situación incluiría definir cómo, cuándo y con qué fondos adquirir los 360 colectivos e invertir más de 700 millones de pesos para prestar el servicio.

A fondo. El titular de Servicios Públicos en el cuerpo deliberativo, el oficialista Carlos Comi, se mostró ayer decidido a apostar por partida doble: una prórroga por tres años que le brinde oxígeno suficiente al Ejecutivo para garantizar la prestación actual y que a su vez sirva de plafón para aprobar el pliego del nuevo sistema y completar la licitación del mismo.

"Aspiro a que aprobemos los pliegos en un tiempo que no vaya más allá de unos meses lo que permitiría llamar a licitación antes del 10 de diciembre", estimó Comi con optimismo. Si se cumple su pronóstico, sería una gran victoria de la gestión socialista.

Con este discurso Comi recibirá hoy las opiniones de sus pares, con la firme idea de tener las firmas para un despacho favorable a uno o ambos proyectos que están en consideración de la comisión.

"Queremos llamar lo más rápido posible a licitación y con esta composición del Concejo. ¿Para qué esperar si hace un año están los pliegos y todos los ediles los estudiaron?", se preguntó el edil del ARI para avanzar: "El tiempo real de la prórroga será el que nos tome aprobar el pliego. Con voluntad política todo puede ser muchísimo más breve".

Comi fue más allá y se animó a avizorar un futuro con dos operadores privados. "Creemos que las mejores empresas del país y de otros lugares vengan a invertir a Rosario, mientras que el Estado se haga cargo de un tercio del sistema incluyendo los corredores eléctricos (trolebuses)".

Por otras bancas, la visión no resulta la misma. En muchos bloques dudan de la prórroga y ven un futuro de prestación precaria. En despachos oficiales del parlamento local estiman que una extensión de las concesiones puede evitar el caos en el sistema. Aún así, el intento por prórroga y pliegos parece ser la primer jugada del oficialismo.

Todo del Estado. Mientras tanto, por el lado de la oposición la salida a la crisis corre por otro carril. Los concejales del Frente para la Victoria Roberto Sukerman y Norma López presentarán hoy su proyecto de municipalización del transporte público de pasajeros en su totalidad, otorgando un año de prórroga al privado, hasta el 31 de agosto de 2016.

La propuesta deja como único operador a Semtur y disuelve la Mixta. "Estamos ante la posibilidad histórica de lograr un servicio eficiente, el actual no es de calidad", aseguraron los ediles, quienes remarcaron que el principal problema del oficialismo fue abordar el sistema de transporte "limitándolo a discusiones tarifarias".

Para Sukerman, "hace más de 20 años que el socialismo sólo hace promesas sobre la mejora del transporte pero los rosarinos cada vez viajan en peores condiciones", sostuvo y consideró necesario mejorar el sistema. "Podemos tener un sistema público, uno privado o uno mixto pero debe estar a la altura de las circunstancias". López aseguró que "es el Estado el que debe garantizar el mantenimiento de prestaciones en términos de calidad, eficiencia y continuidad".

Comi recogió el guante y disparó: "El presupuesto municipal es uno solo. No tenemos mil millones de pesos para el transporte. Aspiro a que lleguen las mejores empresas del país. Lo otro sería como mínimo 500 millones de pesos al año para resignar obras públicas, salud y cultura para los vecinos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario