La ciudad

La oposición pone reparos a la suba de la patente para subsidiar el boleto urbano

Distintos bloques plantearon que esa opción y una recarga de la TGI impactarán fuerte en los golpeados bolsillos de la clase media.

Sábado 24 de Noviembre de 2018

La oposición en el Concejo puso reparos a la propuesta del municipio de subir la patente automotor para subsidiar el boleto urbano. Distintos bloques plantearon que esa opción y una recarga de la tasa general de inmuebles (TGI) impactará fuerte en los golpeados bolsillos de la clase media. Y propusieron focalizar el alza tributaria en sectores con fuertes ganancias como los bancos. Además, las diferentes bancadas reclamaron al Ejecutivo que envíe al Palacio Vasallo números actualizados del transporte, con precisiones sobre costos, ingresos y cantidad de pasajeros transportados en los últimos meses.

   Aunque todavía no se formalizó en un proyecto oficial, la Intendencia instaló en el debate sobre el transporte un posible incremento de la patente automotor para sumarle recursos al sistema urbano ante la poda de subsidios nacionales.

   En el Palacio de los Leones celebraron que al provincia haya incluido una partida de 1.500 millones de pesos para cubrir la mitad de los subsidios nacionales que dejará de enviar la Nación desde 2019 al transporte urbano e interurbano de pasajeros.

   Pero advirtieron que no era suficiente para evitar una fuerte suba de la tarifa que pagan los pasajeros. Justo en días que se definirá el valor del boleto que se pagará desde diciembre (ver aparte).

   Desde Cambiemos, la bancada más numerosa que tiene el actual composición del cuerpo con nueve ediles propios, la concejala Renata Ghilotti se manifestó abierta a discutir alternativas de financiamiento pero puso condiciones.

   "Estamos dispuestos a debatir opciones para que no recaiga sólo en el pasajero la suba de costos porque esto pone en jaque el sistema. Pero antes queremos ver todos los números sobre la mesa", dijo en declaraciones a La Ocho.

   La edila del PRO remarcó que "sin datos concretos sobre la evolución de las distintas variables del sistema no sería serio" fijar la posición política del bloque en un tema tan sensible.

   Además, en su condición de vicepresidenta del Ente de la Movilidad en representación de la oposición advirtió que hace "muchas semanas que no hay reunión de directorio para analizar los números del transporte".

   Para el concejal justicialista Osvaldo Miatello también "falta información clave como para poder opinar con fundamento sobre un asunto que impacta tanto en las familias rosarinas".

   No obstante ello, expuso diferencias sobre el planteo oficial. "No parece el mejor camino seguir recargando aumento de tributos sobre la clase media que ya viene muy golpeada", dijo a La Capital.

   Miatello recordó que "además de la suba de la patente el oficialismo instaló la posibilidad de aumentar la propia TGI para sumar recursos al Fondo Compensador, generando mayor carga tributaria en sectores medios".

   Consultado por este diario, el concejal Eduardo Toniolli (PJ), integrante de la comisión de Servicios Públicos del cuerpo, dijo estar dispuesto a "debatir cómo engrosar el Fondo Compensador del Transporte ante la quita de subsidios que resolvió el gobierno nacional, al que hay que seguir reclamándole mayores aportes".

   De todas formas el edil justicialista resaltó que su postura sigue siendo "avanzar en el cobro de mayores tasas a los grandes ganadores de este modelo económico que son los actores del sistema financiero que están teniendo ganancias extraordinarias".

   En ese sentido recordó que semanas atrás propuso duplicar la alícuota del Derecho de Registro e Inspección (Drei) que se le cobra a entidades financieras y de compra venta de divisas.

   La iniciativa contempla que los fondos extras obtenidos (aproximadamente 320 millones de pesos anuales) sean destinados al Fondo Compensador del Sistema de Transporte rosarino.

   Toniolli destacó que el financiero "es uno de los sectores de la economía que en esta etapa de crisis no sólo no disminuyó su facturación, sino que la aumentó en un 76,1 por ciento, alcanzando una ganancia neta de más de 93 mil millones de pesos en un año" de acuerdo a datos oficiales.

"Se podría recaudar casi el triple que con la suba de la patente", cerró el edil opositor.

Semana clave para definir la nueva tarifa

Esta semana los equipos técnicos del Ente de la Movilidad terminarán de confeccionar el estudio de costos del transporte urbano de pasajeros correspondiente al bimestre septiembre-octubre. Luego, el directorio con mayoría oficialista lo convalidará y dejará al Ejecutivo habilitado a incrementar la tarifa desde diciembre.

   La normativa vigente dejó en manos de la Intendencia la actualización del boleto una vez cada tres meses. El último ajuste dispuesto por la intendenta Mónica Fein, que lo dividió en dos tramos, fue en septiembre pasado, tras lo cual el viaje convencional pasó a costar $18.28.

   La cesión de facultades que aprobó el Concejo hacia el Ejecutivo permite trasladar a los pasajeros hasta el 90 por ciento de los costos del sistema. El último informe correspondiente al período junio-julio arrojó un valor real de $20.31. Desde el Ente se excusaron de adelantar los valores del estudio actualizado de costos ya que estaban terminando de ponderar las subas en combustible, repuestos y personal en el período de referencia. En el oficialismo local recordaron que días atrás el municipio de Córdoba elevó el pasaje convencional a $23.7, con un sistema de recorrido y pasajeros con ciertas similitudes al esquema local. Una vez que el Ente convalide el valor real del boleto, Fein podrá trasladar por decreto hasta el 90 por ciento de esos números a los usuarios del sistema. En lo que va del año el boleto ya subió en cinco ocasiones y acumula un alza del 88 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});