La ciudad

La oposición en el Concejo exigió que las bicicletas públicas sean de uso gratuito

Desde distintos bloques del Palacio Vasallo plantearon que es un contrasentido fomentar este tipo de transporte sustentable no motorizado y cobrar por ello 8,60 pesos por día. 

Sábado 19 de Septiembre de 2015

La oposición en el Concejo rechazó la propuesta del Ejecutivo de fijar la tarifa diaria de las bicicletas públicas en $8,60. Y reclamó su gratuidad para potenciar la movilidad sustentable no motorizada. “Es una incoherencia fomentar el uso de la bici por los beneficios que implica para la salud y el medio ambiente y cobrar por su uso”, disparó el edil Diego Giuliano (PJ). “Para generar acostumbramiento entre los rosarinos, inicialmente no se debe cobrar, como en Buenos Aires”, opinó Rodrigo López Molina (PRO). “Debe ser sin costo, de lo contrario sólo será atractivo para los turistas”, sumó Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular).

   Otros bancadas apuntaron a la necesidad de anteponer otras discusiones a la regulación tarifaria. “Antes de pensar en la tarifa hay que sumar bicisendas para proteger a los ciclistas”, advirtió Jorge Boasso (UCR).

   El mensaje de la Intendencia remitido en las últimas horas al Palacio Vasallo vinculado al sistema Mi bici, tu bici, ya generó polémica entre el oficialismo y los diferentes bloques de la oposición.

   Tal como anticipó en exclusiva ayer La Capital, el directorio del Ente de la Movilidad fijó los valores para alquilar las bicicletas públicas, tomando como parámetro un viaje del transporte urbano (VTB).

   Para la tarifa diaria se estableció en 1,5 unidades de VTB, lo que arroja un valor de $ 8,60. Y se fijaron tarifas con descuentos en los casos de las suscripciones mensual (15 VTB, es decir unos $ 86,25) y anual (100 VTB, o sea $ 575).

   Desde la primera minoría del cuerpo, López Molina instó a tomar en cuenta el esquema aplicado en la Capital Federal. “En Buenos Aires el sistema es gratuito y ha dado muy buenos resultados, pasó de ser algo que inicialmente usaban sólo los turistas a una forma de movilidad que utilizan muchos porteños”, remarcó.

   Para el concejal del PRO, “al menos durante varios meses la utilización de las bicicletas públicas debería ser gratuita para generar acostumbramiento entre los rosarinos. No sólo por lo positivo que resulta para la salud y el medio ambiente, sino porque también hará disminuir la congestión vehicular en el área central”.

   A criterio del edil macrista, “no se puede pretender que haya un cambio estructural en serio en materia de movilidad si se toman medidas aisladas. Recién ahora, después de años, el municipio está empezando a instrumentar estrategias para que haya más ciclistas y menos autos en la calle. Hay que profundizar ese eje sin cobrar por su uso.

   Más duro fue Giuliano. “Querer fomentar el uso de la bicicleta, promover un cambio cultural en la movilidad y pretender cobrar por ello es un contrasentido, una incongruencia absoluta”, razonó.

   Según el edil de Rosario Federal, “para sostener el sistema se puede convocar a empresas de la ciudad vinculadas a la vida sana, el medio ambiente y armar un esquema de esponsoreo con aporte privado”.

   Desde Iniciativa Popular, Gigliani destacó que la tarifa propuesta por el Ejecutivo “aparece como bastante excesiva, con lo cual puede terminar siendo atractiva sólo para turistas”.

   “En principio —continuó—me inclino por un criterio donde el Estado se haga cargo del servicio y no se cobre por su utilización, que se lo fomente y se pueda generalizar”.

   El radical Boasso fue más allá y señaló que la prioridad es “darle seguridad vial a los ciclistas, habilitando más bicisendas que estén correctamente conectadas entre sí”.

   “Yo mismo —contó— dejé de usar la bicicleta en Rosario porque me da temor utilizarla. Hay que cuidarse de quienes estacionan el auto y abren la puerta, de los que dejan el auto en doble fila y los que circulan y no tienen en cuenta al ciclista. La prioridad es sumar más kilómetros de bicisendas”.

   Sobre la cuestión tarifaria, el concejal de la UCR aclaró que no había visto el mensaje del Ejecutivo. “Queremos saber qué criterio se adoptó para fijar $ 8,60 la tarifa diaria y no 5 o 10. Sin ese dato no se puede avanzar en un tratamiento serio del proyecto”.

   Luego comentó que “en muchas ciudades del mundo, donde el sistema de bicicletas públicas lo brinda el Estado, la utilización no tiene cargo para el ciclista, con lo cual podría ser una opción viable para tener en cuenta”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS