La ciudad

La oposición busca declarar otra vez la emergencia en seguridad

La idea comenzó a discutirse en el Concejo. La norma le permitiría al Ejecutivo efectuar contrataciones directas y reasignar partidas.

Martes 13 de Marzo de 2018

En medio de la ola de violencia que azota a la ciudad en lo que va del año, la oposición en el Concejo buscará declarar nuevamente la emergencia en seguridad a escala municipal. La medida se aplicó por primera vez en septiembre de 2016 tras las multitudinarias marchas bajo la consigna "Rosario Sangra". Tras seis meses de vigencia, los ediles la prorrogaron y venció a fines de 2017. La norma permite al Ejecutivo reasignar partidas y efectuar contrataciones directas, sin licitaciones, para adquirir bienes y servicios relacionados al combate a la inseguridad.

"Vamos a impulsar nuevamente la declaración de la emergencia en seguridad porque la consideramos una herramienta útil para poder actuar a escala local sobre la preocupación que tienen los rosarinos", confirmó a LaCapital el presidente de la comisión de Seguridad, Gabriel Chumpitaz.

El edil del PRO aclaró que el tema lo someterá a debate "en las próximas reuniones de la comisión, para que todos los sectores políticos opinen y también la mayor cantidad de actores sociales que quieran pronunciarse".

Desde que se renovó el cuerpo en diciembre pasado, la nueva composición de la comisión de Seguridad del Palacio Vasallo tiene fuerte impronta opositora. De sus siete integrantes hay una sola representante del oficialista Frente Progresista, la edila radical María Eugenia Schmuck.

Los dos concejales del PRO que integran la comisión (Chumpitaz y Roy López Molina), dos del interbloque justicialista (Fernanda Gigliani y Roberto Sukerman) además de los ediles de Ciudad Futura (Eduardo Trasante y Pedro Salinas) no tendrán obstáculos para imponer su criterio ante la escasa representación del oficialismo en este espacio.

Chumpitaz abogó por un debate "que no esté atravesado por intereses políticos, porque se trata de la principal demanda ciudadana y desde el Concejo tenemos que buscar las mejores herramientas para poder aportar soluciones".

Para el titular de la comisión, la coyuntura "amerita pensar en declarar nuevamente la emergencia en seguridad teniendo en cuenta la cantidad de situaciones de violencia que se han registrado".

En detalle

La norma sancionada en 2016 permitió al Ejecutivo reasignar partidas presupuestarias y efectuar contrataciones directas, sin licitaciones, para adquirir bienes y servicios relacionados al combate a la inseguridad.

En aquella oportunidad se acordó reforzar las exigencias y controles a determinados rubros comerciales potencialmente conflictivos como armerías, locales de ventas de celulares, desarmaderos, talleres mecánicos y espacios vinculados a los espectáculos públicos nocturnos.

Además, se exigió a los empresarios de estos rubros que tramiten un certificado de antecedentes penales. Y en caso de tenerlos, el municipio quedó facultado para rechazar la habilitación o su renovación.

También se le dio luz verde al uso de las videocámaras para el cobro de multas de tránsito. Pero sólo para dos faltas graves: el cruce del semáforo en rojo y la circulación a contramano.

Para despejar cualquier mención al afán recaudatorio, el oficialismo aceptó que lo recaudado por estas contravenciones vaya a un fondo específico para políticas de seguridad.

En paralelo, los ediles aprobaron la creación de la Dirección de Víctimas. La repartición fue pensada para diseñar e implementar estrategias de restitución de derechos y de refuerzo de las capacidades de las víctimas que atraviesan una situación traumática.

Según Chumpitaz, las dos veces que estuvo vigente la emergencia en seguridad "el balance fue positivo, porque se agilizaron compras y contrataciones para la temática".

"De todos modos —advirtió— la Intendencia pudo haber aportado mucho más al tema, con acciones a escala local aunque siempre se diga que es un tema de competencia provincial".

Al respecto, el concejal de Cambiemos agregó: "En el tema droga sólo se debate cómo combatir la narcocriminalidad y la oferta de drogas en Rosario. Pero nadie se ocupa de la demanda y del consumo. Ahí el municipio, a través de la Secretaría de Salud Pública. tiene mucho para aportar", indicó.

Reuniones fuera del Palacio Vasallo

El presidente de la comisión de Seguridad del Concejo, Gabriel Chumpitaz, anunció que promoverá reunirse periódicamente con vecinales, organizaciones no gubernamentales y particulares fuera del edificio del Palacio Vasallo. "La idea es poder sesionar con frecuencia fuera del Concejo en los denominados Observatorios para conocer en el territorio lo que está pasando, las denuncias y críticas de los vecinos, para poder tomar nota y gestionar soluciones ante el municipio y la provincia", apuntó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});