La ciudad

La ola de inseguridad generó una reunión de urgencia en el Concejo

Participaron referentes de todos los bloques, el intendente Pablo Javkin y su gabinete. Se analizó la situación que generó 40 muertes en Rosario en lo que va del año. Buscar respuestas a los problemas en los barrios

Jueves 20 de Febrero de 2020

En el medio de una ola de violencia con ribetes criminales complejos y 40 homicidios dolosos en lo que va del año, el Concejo Municipal convocó ayer a una reunión de urgencia con todos los bloques políticos para abordar exclusivamente la problemática de la inseguridad. El cónclave tuvo como objetivo generar herramientas legislativas rápidas y efectivas para atender las demandas de los vecinos en relación a controles vehiculares, problemas de transporte público, de iluminación y poda y escamonda; como también canalizar los reclamos que llegan al Palacio Vasallo sobre economías delictivas en los barrios y situaciones que pueden derivar en delitos graves que alteren la paz social.

   Al encuentro se sumó el intendente Pablo Javkin y todo el gabinete. En líneas generales, y ante la difícil coyuntura, los voceros consultados indicaron que los ediles mostraron un consenso sin mezquindades políticas ante un panorama que preocupa a todos.

   La presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, apuntó que la reunión fue convocada por la compleja situación, pero además como una continuidad de la “jornada pública hacia un acuerdo plural por la paz en Rosario” que se realizó en el Palacio Vasallo y sirvió de ámbito para un debate abierto que reunió a funcionarios de los tres poderes del Estado, organizaciones sociales, comunidades religiosas, empresarias, sindicales y ciudadanos en general.

   “Decidimos convocar a la reunión con todos los bloques políticos. Se planteó en líneas generales que, a pesar de la escasa competencia que tiene el Concejo en materia de seguridad, se puedan generar herramientas legislativas para darle soluciones concretas a los vecinos”, indicó Schmuck.

   Y puso como ejemplo cuestiones puntuales que se traducen en recurrentes reclamos en los barrios, como “luminarias, frecuencia y recorrido del transporte urbano, cámaras de videovigilancia, poda y escamonda y controles de motos en lugares donde se denuncian arrebatos o robos”.

   Schmuck detallo que el intendente dejó de lado los formalismos y puso a disposición todo su gabinete para intercambiar con el Concejo información territorial y ejecutar con celeridad políticas públicas.

   “Me pareció importante la espontaneidad del intendente para que el Ejecutivo y el Concejo trabajen mancomunadamente. Hubo compromiso de institucionalizar una reunión semanal para vehiculizar la información de las problemáticas urbanas que acerquen los concejales y se plantean en la comisión de Control y Convivencia Ciudadana”, indicó Schmuck.

   Además, se compartió la necesidad de articular con el Ministerio de Seguridad de la provincia y el Ministerio Público de la Acusación (MPA) datos que lleguen al Concejo sobre actividades de la economía delictiva vinculadas al narcotráfico, a reclamos de mayor patrullaje y a la necesidad de fortalecer los organismos de inteligencia criminal.

   “No podemos seguir contando muertes, no vamos a naturalizar la violencia. Hay que combatirla para vivir en paz, con respeto y convivencia. Acá no hay rédito político, es un problema muy grave y serio”, recalcó Schmuck.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario