La ciudad

La odisea de vivir entre redes, mosquiteros y hasta reflectores

Uno de los consorcistas de Córdoba 571, lindero al edificio Martin, de Córdoba 565, detalló cómo se vive a diario en medio de la colonia de murciélagos.

Sábado 24 de Febrero de 2018

Uno de los consorcistas de Córdoba 571, lindero al edificio Martin, de Córdoba 565, detalló cómo se vive a diario en medio de la colonia de murciélagos. "El olor que se sufre es nauseabundo. Cuando hay humedad no se puede salir al balcón, el guano los inunda todos los días", detalló Lucas Carelli.

El profesional del derecho vive en uno de los pisos más bajos de Tangará X (cuenta con 12 pisos), pero aún así, sufre en forma directa los efectos de la colonia asentada en la azotea.

"En los taparrollos se llenaba de murciélagos. Tuve que poner redes especiales", ahondó al detallar que el tema preocupa, porque habitan los departamentos muchos chicos y gente mayor con problemas de salud.

"De noche no se puede dormir con las ventanas abiertas. A lo sumo, se puede intentar con las persianas cerradas o directamente con las ventanas cerradas. Imposible no contar con red mosquitero porque literalmente se te llena la casa de murciélagos", afirmó Carelli para agregar que algunos pisos optaron por instalar como medio de disuasión reflectores, para al menos ahuyentarlos de las aberturas.

"No estamos exagerando. Es una situación muy desagradable", acotó.

A la hora de calcular si la población de murciélagos se asemeja a la colonia más importante instalada en los techos de la Facultad de Derecho de la UNR, Carelli no pudo precisar cantidad. "No he visto tantos como allá, pero les aseguro que el número aquí es realmente alarmante", destacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario