La ciudad

La Municipalidad realizó un balance positivo a 60 días de la prohibición de estacionar frente a escuelas

En dos meses se labraron 350 actas por infringir la ordenanza que impide dejar vehículos estacionados en los ingresos de trece escuelas de Rosario. 

Domingo 22 de Junio de 2014

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informó que en dos meses se labraron 350 actas a vehículos por estacionar frente a escuelas en cuyos ingresos, a  partir de una  ordenanza, quedó prohibido detenerse, de lunes a viernes entre las 7 y las 18. La cifra fue analizada como muy positiva por la Municipalidad de Rosario ya que traduce la progresiva aceptación de la normativa por parte de la comunidad educativa. “La  respuesta es muy positiva, quienes no respetan la ordenanza son  los menos.  Avanzamos en la construcción de un mejor tránsito en las zonas más concurridas de la ciudad”, sostuvo la Subsecretaria Mónica Alvarado.
 
Alvarado precisó que la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana dispuso desde el 23 de abril pasado,  la  vigencia de la ordenanza municipal. Desde entonces se sancionaron a 350 conductores y un total de 178 vehículos fueron remitidos al corralón municipal. Las infracciones fueron constatadas por personal municipal de las áreas de control quienes mantienen una fuerte presencia en las cuadras donde rige la prohibición.
 
Por su parte Gustavo Adda, Director de Tránsito Municipal,  destacó la buena disposición de padres, alumnos,  vecinos y personal de las instituciones involucradas en el éxito de esta propuesta. También puso especial énfasis en que con la adhesión de nuevas escuelas, no haya aumentado en proporción el número de vehículos sancionados. “Debemos recordar que a un mes de la puesta en vigencia de la norma, que sólo incluía 7 establecimientos, tuvimos un total de 300 actas y hoy, con un mes más de tiempo y casi el doble de escuelas llegamos a 350”, analizó.
 
“La medida persigue el objetivo de garantizar la seguridad de los niños y adolescentes a la hora de ascender y descender de los  vehículos y la descongestión del tránsito en general”, recordó el funcionario.
 
 “De a poco vamos a terminar con las dobles y triples filas de autos frente a  las escuelas,  ya que la prohibición lejos de ser resistida viene generando una fuerte adhesión de los automovilistas quienes entienden la necesidad de  contribuir con su buena conducta al volante a una circulación más segura y efectiva  para todos los ciudadanos”, agregó.
 
La ordenanza comenzó a regir el 23 de abril en estas instituciones: Colegio Misericordia (Boulevard > Oroño 960), Colegio Marista Nuestra Señora del Rosario (Oroño 770), Dante Alighieri (Bv.  Oroño 1160), Edmondo de Amicis (Santiago Santiago 1141/1365/1342), Complejo Educativo Brigadier López (Bv. Oroño 939), Centro Educativo Latinoamericano (Av. Pellegrini 1352) y Colegio La Salle (Mendoza 444).
 
Luego, el 2 de junio pasado, se sumaron el Colegio Sagrado Corazón (Mendoza 1951, sobre calles Mendoza y Moreno), el Instituto Goethe (España 440), Nuestra Señora de los Ángeles (Tucumán 1676), San Bartolomé (Tucumán 1257), Brigadier López (Bv.  Oroño 939), el Normal Nº 2 (Córdoba 2084) y la escuela Bialik (Paraguay 1122).
 
La medida prevé la prohibición del estacionamiento vehicular en la arteria donde exista una escuela, con la condición de que su ancho sea menor o igual a 8,45 metros o circulen por dos o más líneas del  transporte urbano. Es para remarcar que lo que sí está permitido es que los vehículos puedan detenerse para el ascenso y descenso de los chicos en los ingresos y egresos de los establecimientos educativos.
 
Por su parte, personal municipal controla su cumplimiento. En caso de encontrar un auto estacionado en las cuadras mencionadas, si el titular está presente, se le labra una multa y se le ordena retirar el vehículo. En tanto, si el titular no está presente, se efectúa la sanción y el vehículo en cuestión es acarreado al corralón municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario