La ciudad

La Municipalidad promete finalizar las obras del autódromo para junio

La inversión ronda los 2 millones de pesos y es el resultado de una nueva ordenanza aprobada a fin de año, tras la postergación del plan de mitigación de ruidos de 2012.

Sábado 26 de Marzo de 2016

Tras demoras y reformulaciones de plazos, la Intendencia promete finalizar las obras en el autódromo local el 1º de junio próximo. Básicamente, se trata de la culminación de un talud de bloques de hormigón de 3 metros de altura con tabiques cada 2,40 metros que en la actualidad está en un 70 por ciento de ejecución. La inversión ronda los 2 millones de pesos y es el resultado de una nueva ordenanza aprobada a fin de año, tras la postergación del plan de mitigación de ruidos de 2012.

   Parece que esta vez es la vencida. El autódromo tiene bandera a cuadros para la finalización de las obras prometidas por el municipio, según el subsecretario de Gobierno municipal, Claudio Díaz. “La tenemos que terminar en junio y todo indica que cumpliremos con el plazo establecido”, afirmó el funcionario.

   Mientras tanto, el talud de ladrillos de hormigón montado sobre un montículo de tierra avanza en la recta principal de los 500 metros que tiene la pista local.

   A fines de octubre, las autoridades del ente municipal que administra el Juan Manuel Fangio se presentaron al Concejo para admitir retrasos en el plan de mitigación de ruidos, creado por la ordenanza 8.394, pero incumplido en sus plazos pese a algunas tareas en las curvas y en la recta principal, al igual que otras instalaciones y el destacamento policial.

   “Lo que pretendemos es concluir la obra en lo concerniente a la mitigación de ruidos”, había asegurado en octubre el responsable del autódromo Mauricio Malano, quien pidió otros 90 días para terminar.

   La explicación del retraso fue debido a la “capacidad autoportante del suelo”, que obligó a modificar el proyecto y mejorar la base para apoyar un muro de casi tres metros de altura y líneas perpendiculares de 2,40 metros en toda su extensión para sostenerlo. La inversión: 2 millones de pesos solventados por el erario público en su gran mayoría.

   En diálogo con La Capital, Díaz insistió en que el plan de obras “se encuentra muy avanzado y con una visión del autódromo no sólo desde lo competitivo, sino como nexo de vinculación tecnológica con empresas dedicadas a coches deportivos y de restauración de vehículos antiguos”.

   En cuanto al estado de la pista, el subsecretario remarcó que se cumplen las medidas de seguridad solicitadas por los organismos deportivos y proyectó los beneficios de contar con 5 carreras nacionales más el regreso del Rally Cross internacional para fin de año.

   “Son fechas convocantes, se llenan los hoteles, aumenta la demanda gastronómica y sube el consumo en las estaciones de servicio. De jueves a domingo, estos tres rubros notan la diferencia equiparable en beneficios a un fin de semana largo”, calculó Díaz.

   El promotor de la categoría Agrupadas Federadas (que reúne al automovilismo regional), Fabián Svegliati, admitió que esta vez “se esta avanzando en las obras como pocas veces para terminarlas el 1º de junio”, al estimar que el talud de hormigón de 500 metros de largo por casi tres de alto podrá usarse para una nueva tribuna con capacidad para unas 2 mil personas sentadas.

   Svegliati fue mas allá al proponer una ampliación del calendario 2016. “Una fecha nacional le significa una recaudación por ingresos brutos al municipio de unos 2 millones de pesos y hoteleros y restaurantes están más que contentos”, subrayó.

Intereses. A la hora de analizar el plan de mitigación de ruidos para no afectar el entorno y la actividad del Fangio, el promotor automovilístico comparó: “Son 18 días al año. Un colectivo o un boliche hace más ruido y los vecinos los tienen todos los días cerca. Lo que pasa es que hay otros intereses, como los inmobiliarios”, deslizó.

   En tal sentido también se pronunció Díaz: “Mitigar ruidos es un avance importante pero nunca se van a terminar. Somos prudentes en horarios y en cantidad de carreras, porque en vez de 6 anuales podríamos hacer 10”.

   Por el lado del Palacio Vasallo también crece la expectativa. El concejal radical Martín Rosúa e integrante de la comisión de Gobierno del cuerpo se mostró como férreo defensor de las actividades en el autódromo, pero aclaró: “Hay que ponerle fecha límite a las obras y si no clausurarlo. El Fangio era preexistente a los desarrollos inmobiliarios pero deben coexistir autódromo y vecinos. Si la decisión del gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein es ampliarlo para sumar categorías lo veo positivo, siempre y cuando se cumpla con la mitigación”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario