La ciudad

La Municipalidad dicta cursos destinados a chicos de 15 a 24 años de veinte barrios

"Cuesta salir adelante solo", afirma Diego sin ningún dramatismo. Está parado frente a una rampa para la descarga de camiones a medio construir, en un galpón municipal de barrio Las Flores Sur.

Domingo 31 de Agosto de 2014

"Cuesta salir adelante solo", afirma Diego sin ningún dramatismo. Está parado frente a una rampa para la descarga de camiones a medio construir, en un galpón municipal de barrio Las Flores Sur que durante mucho tiempo permaneció abandonado y donde ahora se dictan cursos de periodismo digital, fotografía social, huerta, albañilería y carpintería, en el marco de un programa sociolaboral destinado a jóvenes en situación de vulnerabilidad que este año se puso en marcha en 20 barrios. La iniciativa ya logró alcanzar a 580 pibes de 15 a 24 años, la mayoría varones, y busca extenderse a mil antes de fin de año. El gran desafío pasa todavía por lograr su efectiva inclusión laboral o educativa.

"Es el resultado esperado a largo plazo", dice el secretario General del municipio, Jorge Elder, mientras expone los primeros logros del plan social que no casualmente se llama Nueva Oportunidad y se focaliza en grupos de jóvenes que se tambalean sobre los límites, sin estudios ni trabajo, sin vínculo con las instituciones tradicionales y la necesidad de abrirse camino en un áspero entramado social.

Aun así, cada historia es particular. Diego dice que llegó a barrio Las Flores Sur hace algunos meses, con su pareja y sus dos hijos, porque donde vivía (a orillas de La Salada, en Buenos Aires) "no era un buen sitio para criar niños". A sus compañeros del curso de albañilería les cuesta imaginar ese lugar. Carlos nació en la zona sur, cuenta que hace changas como ayudante de albañil hace tres años y que con lo que aprendió puede manejarse solo y quizás tener él un ayudante.

En total, son 80 los pibes del barrio que participan del programa que se apoya en tres premisas: capacitar a estos jóvenes lo más cerca posible del lugar donde viven, en espacios del municipio o de organizaciones no gubernamentales; trabajar con todo el grupo no en forma individual y que el aprendizaje de un oficio sirva de excusa para abordar otras problemáticas más densas, como el consumo de sustancias.

En las Flores Sur todo esto sucede en dos espacios: el Centro de Convivencia Barrial y La Bloquera, un predio municipal que en la década del 90, cuando el plan Hábitat prometía la regularización de asentamientos irregulares, proveía de materiales para la construcción de los nuevos barrios. Ahora tiene un doble uso: por la mañana empleados municipales fabrican allí pretiles, tapas de tormenta y bancos para espacios públicos y por la tarde alberga a cursos del programa Nueva Oportunidad.

Como una experiencia piloto, la iniciativa comenzó el año pasado con 300 jóvenes y durante 2014 se proyecta alcanzar a mil. Según los cifras que exponen los equipos de las distintas depedencias del municipio y la provincia que sostienen el programa, actualmente se desarrollan 41 cursos con 580 beneficiarios y en octubre se incorporará otra centena.

La oferta de capacitación incluye propuestas relacionadas con oficios tradicionales como carpintería, panificación o panadería, pero también otras más arriesgadas o más cercanas a los que se consideran "los intereses juveniles". En barrio Delliot hay cursos de árbitros de fútbol, en Nuevo Alberdi de fotografía, diseño gráfico y de montaje de escenarios e iluminación de shows.

La primera etapa de los cursos dura seis meses, los jóvenes asisten tres veces por semana y, a cambio, reciben una beca de 750 pesos. Los fondos los aporta el Ministerio de Desarrollo de la provincia, mientras que el Ministerio de Trabajo aporta materiales y el salario de los capacitadores.

Para conseguir la moneda.El Plan Nueva Oportunidad es una de las estrategias de intervención estatal en los barrios considerados prioritarios por las administraciones de la provincia y del municipio desde que "el caso Rosario" comenzara a instalarse en la agenda pública a partir del incremento de la tasa de homicidios. Sin embargo, para Diego o para Carlos, es "una posibilidad de aprender algo" porque tienen "ganas de aprender y laburar para conseguir la moneda".

Mientras tanto, en un sector de La Bloquera están levantanto un playón para que los camiones que les preveen de materiales puedan descargar con mayor comodidad. Ya levantadron paredes, tomaron medidas y sacaron niveles, hicieron el contrapiso y ahora están terminando la carpeta. Para todo esto tuvieron un buen maestro: José Ramírez, con tanto oficio como paciencia "para explicar tres o cuatro veces las cosas", destacan los pibes y el agradece con una sonrisa el gesto.

De acuerdo a los datos del Observatorio Social del municipio, en la ciudad los jóvenes de entre 15 y 24 años son 164.741, algo así como el 18 por ciento de la población. Lógicamente, el porcentaje cambia según los diferentes distritos: en el centro, los miembros de esta franja etaria representan el 17 por ciento; en los distritos oeste y sudoeste llegan al 19 por ciento.

Tampoco las condiciones de vida son iguales para todos. Según la misma fuente, en el centro apenas el 1,51 por ciento de la población de 15 a 24 años no tiene instrucción o tienen primario incompleto. En el sudoeste este porcentaje trepa al 9,53 por ciento y en el oeste el 12,88 por ciento de los pibes entre 15 y 24 años no completaron la primaria. Apenas un indicador que marca las historias de estos grupos.

la iniciativa comenzó el año pasado con 300 jóvenes y durante 2014 se proyecta alcanzar a mil. Según los cifras que exponen los equipos de las distintas depedencias del municipio y la provincia que sostienen el programa, actualmente se desarrollan 41 cursos con 580 beneficiarios y en octubre se incorporará otra centena.
  La oferta de capacitación incluye propuestas relacionadas con oficios tradicionales como carpintería, panificación o panadería, pero también otras más arriesgadas o más cercanas a los que se consideran “los intereses juveniles”. En barrio Deliot hay cursos de árbitros de fútbol, en Nuevo Alberdi de fotografía, diseño gráfico y de montaje de escenarios e iluminación de shows.

   La primera etapa de los cursos dura seis meses, los jóvenes asisten tres veces por semana y, a cambio, reciben una beca de 750 pesos. Los fondos los aporta el Ministerio de Desarrollo de la provincia, mientras que el Ministerio de Trabajo aporta materiales y el salario de los capacitadores.

Para conseguir la moneda. El Plan Nueva Oportunidad es una de las estrategias de intervención estatal en los barrios considerados prioritarios por las administraciones de la provincia y del municipio desde que “el caso Rosario” comenzara a instalarse en la agenda pública a partir del incremento de la tasa de homicidios. Sin embargo, para Diego o para Carlos, es “una posibilidad de aprender algo” porque tienen “ganas de aprender y laburar para conseguir la moneda”.

   Mientras tanto, en un sector de La Bloquera están levantanto un playón para que los camiones que les proveen de materiales puedan descargar con mayor comodidad. Ya levantaron paredes, tomaron medidas y sacaron niveles, hicieron el contrapiso y ahora están terminando la carpeta. Para todo esto tuvieron un buen maestro: José Ramírez, con tanto oficio como paciencia “para explicar tres o cuatro veces las cosas”, destacan los pibes y el agradece con una sonrisa el gesto.
  De acuerdo a los datos del Observatorio Social del municipio, en la ciudad los jóvenes de entre 15 y 24 años son 164.741, algo así como el 18 por ciento de la población. Lógicamente, el porcentaje cambia según los diferentes distritos: en el centro, los miembros de esta franja etaria representan el 17 %; en los distritos oeste y sudoeste llegan al 19 %.

   Tampoco las condiciones de vida son iguales para todos. Según la misma fuente, en el centro apenas el 1,51 por ciento de la población de 15 a 24 años no tiene instrucción o tienen primario incompleto. En el sudoeste este porcentaje trepa al 9,53 % y en el oeste el 12,88 % de los pibes entre 15 y 24 años no completaron la primaria. Apenas un indicador que marca las historias de estos grupos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS