La ciudad

La Municipalidad clausuró cinco boliches en las últimas dos semanas

Fue luego de juzgamientos del Tribunal de Faltas o por intervenciones preventivas de la Secretaría de Control

Jueves 26 de Octubre de 2017

Cinco boliches fueron clausurados en las dos últimas semanas por la Municipalidad tras juzgamientos del Tribunal de Faltas o intervenciones preventivas de la Secretaría de Control y Convivencia. El municipio realizó 31 clausuras a boliches en lo que va de 2017. Esto significa que alrededor del 10 por ciento de los negocios habilitados para funcionar por la noche fue cerrado por lo menos una vez este año.

Por lo pronto, el debate de una nueva normativa que regule la nocturnidad casi con seguridad deberá esperar a la próxima composición del Concejo, ya que, pese a los avances que realizó la actual composición, difícilmente pueda salir adelante un proyecto consensuado antes del 10 de diciembre. Sólo quedarían seis sesiones hasta esa fecha.

El Tribunal Municipal de Faltas, en razón de las actuaciones realizadas por la Dirección General de Inspección, resolvió sancionar en los últimos 15 días a cuatro comercios que operan en la nocturnidad habilitados bajo la órbita que regula la ordenanza Nº 7.218/2001.

Permanentes

El juzgamiento de las contravenciones observadas generó clausuras sostenidas en el tiempo que van desde 5 días hasta 30 días corridos, según el caso, explicaron funcionarios municipales.

Así, por ruidos molestos y emisión de decibeles en exceso de lo permitido fue clausurado el 10 de octubre el boliche bailable Gitana (Presidente Roca al 700) por el término de 25 días.

En Tucumán al 2000, en tanto, clausuraron por 30 días el bar con amenización Galiffi, por tergiversación de rubro y difusión de música fuera de horario. La intervención fue realizada el 12 de octubre pasado.

Cuatro días después, el local denominado Pool 8 (Arijón 2100) fue clausurado por el lapso de cinco días por difusión musical fuera de horario. Ya completó el período de sanción.

En tanto, el jueves de la semana pasada se efectivizó la clausura de Winner, ubicado en la intersección de Larrea y Córdoba. Fue luego de que la Dirección General de Inspección elevara actas al Tribunal de Faltas por obstrucción de procedimiento y venta de alcohol a menores, entre otras infracciones. Se dispuso el cese por 20 días.

El área de Inspección de la Municipalidad realizó el 9 de octubre una clausura preventiva al detectar falta de higiene y salubridad en Bogart, ubicado de Santa Fe 1623. La misma fue levantada el día 13, luego de que los responsables del comercio cumplieran con los problemas detectados por los agentes locales.

Bajo la lupa

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, detalló que la Dirección General de Inspección realizó a lo largo de este año 27.123 controles en locales comerciales. De este total, más de 4 mil corresponden a intervenciones se realizaron en locales ligados a la nocturnidad.

"De las 737 clausuras realizadas en 2017, 31 corresponden a locales con actividad nocturna", señaló el funcionario, quien agregó que tres de ellos: Medellín, Lollo y Junior "recibieron la clausura definitiva".

Zignago indicó que se llevaron adelante controles en 136 puntos fijos, contando también eventos nocturnos, y se fiscalizaron 550 personas destinadas al control de admisión y permanencia, normalmente conocidas como "personal de seguridad" o patovicas.

El funcionario señaló que en la ciudad hay entre 300 y 400 locales relacionados con la nocturnidad, varios de los cuales sólo trabajan en determinadas estaciones del año. Estimó que a estos comercios se les realiza más de un control e inspección por mes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario