La ciudad

La mujer a la que le cayó una columna demandará al municipio

Tiene 31 años y caminaba por Córdoba y Corrientes cuando el poste la impactó en la cabeza. Iniciaron tareas de renovación en 16 estructuras

Sábado 28 de Abril de 2018

La joven de 31 años que resultó herida y debió ser internada tras la caída de una columna ornamental de alumbrado en Córdoba y Corrientes, adelantó que demandará al municipio por los daños sufridos y dijo que "nadie" la llamó el día del hecho ni en las jornadas posteriores. La mujer, de 31 años, sostuvo que su preocupación es que se vuelva a sufrir un hecho similar. En tanto, la Dirección de Alumbrado optó por cambiar las varillas internas de los 16 postes de ese tipo ubicados en las dos peatonales.

   Verónica Vigliano caminaba por Córdoba con dirección hacia el río cuando, de golpe, se desmoronó la estructura y una de sus partes cayó sobre ella. Se presume que fue el sector superior, correspondiente a la luminaria propiamente dicha, lo que le produjo un fortísimo traumatismo de cráneo y los vidrios hicieron el resto. "Tuve suerte, porque si me caía el poste directamente, habría sido mucho peor", remarcó.

   La joven fue suturada en la cabeza. "Además tengo en la mano un corte bastante profundo y en una parte no tengo sensibilidad; hay que ver si eso se va a recuperar", señaló en La Ocho. No obstante, la peor parte se la llevó "la región cervical, porque la herida llegó hasta el plano muscular", sumó antes de poner de manifiesto que "hubo que prestarle atención a eso para asegurar que no hubiera problemas más graves".

   La afectada sigue por estos días con controles exhaustivos para recuperarse y no recibió el alta médica.

   Además, destacó que el hecho le generó "una sensación de inseguridad", por lo que añadió: "Nunca me había pasado esto de salir y mirar para todos lados".

   El accidente se produjo el pasado 10 de abril en plena volanteada universitaria (hubo paro de docentes de la UNR) y con un tránsito intenso de peatones. No fue un día más en la city rosarina. Pasado el mediodía, la tradicional esquina fue el espacio para una escena dantesca: en escasos segundos la estructura ubicada sobre la ochava suroeste, frente a la Bolsa de Comercio, cayó al piso.

   Las luces estallaron por el aire, la farola se partió en pedazos y la columna aplastó dos bicicletas. Tres jóvenes resultaron lesionadas. Verónica se llevó la peor parte.

   "Quiero a agradecer a una médica que me atendió en el lugar, además del Sies y la GUM", sostuvo la estudiante de Medicina.

   Por otro lado, remarcó que ningún funcionario la llamó el día del suceso ni los posteriores.

Pasacalle  

Vigliano también opinó sobre la presunción oficial de que la caída fue causada por el efecto de un pasacalle que tenía atado. "Es cierto que estaba ahí, pero no fue un factor determinante. Si la estructura se hubiera encontrado en buen estado, no se habría caído", añadió la joven que fue internada en el Hospital Privado de Rosario.

   En tanto, resaltó que ya radicó una denuncia en la que se constataron las heridas. "Por lo demás, mi abogado se encargará de la parte legal con la idea de reclamar un resarcimiento, porque es lo que corresponde para que esto no vuelva a pasar".

   Por su parte, la Municipalidad decidió cambiar las varillas internas de todos los postes de ese tipo ubicados en las dos peatonales. Son 16 en total y el trabajo, que ya se inició, insumirá todo mayo.

Además, la estructura que se precipitó al piso ya fue repuesta y también se trabajó en la que está al lado.

Mientras tanto, se aguarda el informe del Instituto de Mecánica Aplicada y Estructuras (Imae), que encargó la Intendencia para conocer con certeza la causa del accidente.

   El director de Alumbrado Público, Jorge Nocino, sostuvo su posición ante La Capital y dijo que el episodio pudo haber ocurrido a raíz de "un esfuerzo extraordinario" de la columna que hizo que entraran "en fatiga" los bulones a raíz de un movimiento "imperceptible, pero constante durante varias horas".

   En tanto, los responsables de la organización Casco Histórico relevaron unas 300 columnas del área central, entre Oroño, Pellegrini y el río Paraná, incluidas las plazas 25 de Mayo, Pringles y San Martín, y dijeron que, "por lo menos 15 requieren de una revisión y tareas de mantenimiento".

   No obstante, Nocino destacó que el municipio ya reparó por completo las columnas de la cuadra donde tuvo lugar el siniestro que, entre otras cuestiones, fueron reforzadas, pintadas y se les colocó el sistema LED.

   Por estos días, se está haciendo el mismo trabajo con las dos estructuras de Córdoba y Laprida, una de las cuales fue retirada. "La tarea consiste en cambiar los anclajes de acero que están oxidados", dijo el funcionario, aunque aclaró que "se trata de una tarea preventiva, porque no hay riesgo de caída".

   Para acelerar los tiempos, la observación es a través de una cámara de video que mira el interior del poste de 15 centímetros de diámetro. Otro modo sería desarmando cada uno, "pero eso demanda una noche para la apertura y otra para cerrarlo", dijo Nocino.

   Las 16 columnas en cuestión están ubicadas a lo largo de Córdoba, en sus intersecciones con Paraguay, Corrientes, San Martín y Laprida, además de la peatonal San Martín, en las esquinas con Santa Fe y Mendoza.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario