La ciudad

La mujer atacada por un pitbull ya había sido mordida por el animal

Consideraba al perro "como de la familia", por lo que está sumamente angustiada. La víctima, a la que debieron amputarle el antebrazo, evoluciona y sería derivado a otro centro asistencial. La Justicia le retiró al animal

Viernes 06 de Septiembre de 2019

La mujer de 70 años que ayer fue atacada por su propio pitbull y a quien le amputaron el antebrazo evoluciona y está a punto de ser trasladada a un centro asistencial privado. No obstante, se siente muy angustiada porque la Justicia le retiró la mascota que la mordió. Paralelamente, se conoció que el animal ya la había atacado hace pocos días.

Así lo comentaron a La Capital fuentes del Hospital de Emergencias "Clemente Alvarez" donde está internada la mujer. "Sufrió un muy fuerte shock emocional y confirmó que el perro era de ella", detallaron los portavoces.

Incluso, dijeron que la víctima quería al perro "como si fuera un hijo", por lo que pusieron en evidencia la angustia de la septuagenaria quien, consideraba al animal "como de la familia".

No obstante, este diario pudo saber que hace algunos días el perro ya había mordido a su dueña, en el otro antebrazo (el derecho), aunque en esa ocasión las heridas fueron leves.

>> Leer más: La atacó un pitbull y le amputaron el antebrazo

Ahora, mientras se evalúa el traslado de la afectada a un sanatorio, puesto que tiene cobertura privada, las próximas horas no serán fáciles y deberá armarse de mucha paciencia.

En efecto, antes de pensar en la posibilidad de colocarle una prótesis es necesario evitar todo tipo de posibles infecciones, una cuestión muy común porque los perros tienen muchas bacterias en su boca. En este sentido, habrá que colocarle antibióticos preventivos y recién después un médico fisiatra evaluará la cuestión de la prótesis. "Cuando el muñón esté cicatrizado y luego de un tratamiento con vendajes", aseguraron.

El ataque ocurrió ayer por la tarde cuando la víctima intentó correr al animal de un sillón en la vivienda que habita en Alsina al 1300, de barrio Echesortu.

"Entró de urgencia, orientada y despierta, y alcanzó a contar lo sucedido", explicaron en el Heca, donde llegó la afectada.

"Entró con una fractura expuesta de radio y cúbito, por lo que fue directo a quirófano para limpiar la zona", señalaron desde el efector público, al tiempo que sentenciaron que "tenía una complicación a la altura del codo izquierdo, con compromiso vascular, destrucción muscular y fractura con minuta (en varios trozos pequeños) expuesta de los huesos. Por lo tanto, se determinó la amputación en el antebrazo izquierdo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario