La ciudad

La mitad de los alumnos completa la secundaria a tiempo

Repitencia, economías de trabajo familiar y migraciones se destacan entre las causas. El Ministerio de Educación provincial reivindicó su política de contención de estudiantes.

Viernes 27 de Julio de 2012

En la provincia, apenas el 50 por ciento de los alumnos completa la secundaria en los plazos previstos, según reflejan las estadísticas del Ministerio de Educación santafesino. Una cifra que se asemeja al resultado del informe que la Unesco difundió días atrás y que indica que, en la Argentina, sólo egresa de la escuela media en cinco años el 43 por ciento de los alumnos. Si bien a primera vista los números parecen desalentadores, la titular de la cartera educativa provincial, Letizia Mengarelli, recordó que "la obligatoriedad de este nivel, con la aprobación de la ley nacional de educación en 2006, tiene apenas un lustro, un tiempo escaso para el cambio cultural que significa contra los 130 de obligatoriedad de la primaria".

Los datos de la Unesco fueron presentados por la asociación civil Argentina Proyecto Educar 2050 e indican que el secundario concentra el mayor porcentaje de abandono, ya que apenas el 43 por ciento lo finaliza en los plazos previstos y la mitad termina accediendo al título.

Con esas cifras, la Argentina quedó detrás de Perú y de Chile (70 por ciento), de Colombia (64 por ciento) y de Bolivia (57).

En Santa Fe, las estadísticas están en sintonía con esa realidad nacional.

La propia Mengarelli indicó que sólo la mitad de los estudiantes secundarios finaliza sus estudios en cinco años, aunque destacó como dato alentador de 2011 que el promedio de promoción interanual aumenta al 73,4 por ciento.

Respecto de la repitencia en el nivel medio, apuntó que alcanza al 16 por ciento de los alumnos.

Justamente, Mengarelli apuntó a la repitencia como uno de los factores que muchas veces inciden en el abandono de la escuela, pero aclaró que "en la mayoría de los casos las causas son concurrentes y varían en diferentes regiones de la provincia".

En esa línea, la ministra agregó: "Puede aparecer la repitencia pero también la colaboración en economías de trabajo familiares, o incluso las migraciones".

Aviso. Sin embargo, a la hora de analizar las cifras, la funcionaria destacó una "necesidad de cambios culturales", más allá de que la obligatoriedad esté planteada por ley.

Asimismo, recordó "el desguace del sistema que significó la ley federal de educación y, particularmente, del nivel secundario".

En ese marco, Mengarelli rememoró que la primera medida a partir de 2009 fue la creación de 234 establecimientos secundarios, sobre la base de los viejos 8º y 9º años del Polimodal, y explicó que "ahora se está completando el ciclo, promoviendo un cambio curricular que unifique planes de estudio con validez nacional, algo que tampoco existía" (ver aparte).

Para la funcionaria, el dato alentador "es el crecimiento de la matrícula, teniendo en cuenta que hay una menor cantidad de población en las franjas etarias que están cursando ese nivel educativo".

Al respecto, Mengarelli recordó que eso ocurrió entre 2008 y 2009, cuando la escuela media sumó 2 mil alumnos más en toda la provincia.

La apuesta. Acerca de las políticas de contención, la ministra destacó las tutorías que se están realizando en las materias en las que los alumnos presentan mayores dificultades.

En ese punto, Mengarelli resaltó que "en 2010 fueron más de 2 mil los tutores que trabajaron en todo el territorio santafesino, haciendo un acompañamiento a partir de las dificultades que se presentan en el primer período de evaluación".

Además, la funcionaria hizo hincapié en las más de 20 mil personas mayores de 18 años que, pese a haber cursado los cinco años del secundario, no obtuvieron el título y pudieron hacerlo rindiendo las materias pendientes desde 2008.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario