La ciudad

La mediación será obligatoria desde hoy para casos civiles y comerciales

La modalidad debuta en Rosario y Santa Fe. Apunta a descomprimir la saturación judicial. Permite buscar una solución rápida a los conflictos. Si las partes no acuerdan se inicia el juicio.

Martes 29 de Noviembre de 2011

Un cambio radical en el modo de resolver conflictos civiles comenzará a gestarse hoy en los distritos judiciales de Rosario y Santa Fe. Es que, por primera vez en la provincia, regirá la mediación obligatoria previa al juicio para los casos civiles y comerciales. La modalidad consiste en acercar a las partes para que negocien un acuerdo antes de dar curso a un expediente. El objetivo del sistema es brindar una solución rápida a los pequeños reclamos y descomprimir la saturación de los juzgados, afectados por el creciente nivel de litigiosidad de la población.

La ley de mediación prejudicial obligatoria, una de las patas de la reforma judicial en la provincia, debutará en los principales distritos judiciales y se extenderá paulatinamente al resto de la provincia.

El gobernador Hermes Binner y el ministro de Justicia provincial, Héctor Superti, pondrán en marcha el sistema con un acto, a las 9, en la capital santafesina. A las 18.30 inaugurarán la Agencia de Gestión de Mediación de Rosario (Pellegrini 2015).

A partir de esta reforma, quien presente una demanda civil deberá pasar necesariamente por una instancia de mediación. Tendrá que sentarse en la misma mesa con la otra parte y los abogados de cada uno, exponer el conflicto frente a un mediador y negociar una salida.

Si hay acuerdo, las partes firman un acta que tiene el mismo valor que una sentencia y el reclamo se da por terminado.

Si no, se emite un dictamen negativo a presentar en un juzgado Civil y Comercial (hay 18 en Rosario) como requisito indispensable para dar curso al juicio convencional.

En un primer momento el sistema se aplicará sólo a casos con competencia civil y comercial como reclamos por deudas, conflictos de vecindad o patrimoniales.

No serán abarcadas por la mediación las sucesiones, los concursos preventivos y quiebras y las causas en las que esté en juego el interés público o afecten al Estado. La modalidad se extenderá más adelante al fuero de Familia (que tramita separaciones, divorcios, filiaciones, adopciones) y a los reclamos por daños y perjuicios.

Paso a paso. Para desarrollar la mediación existe un trámite dinámico que se completa de principio a fin por un sistema informático. Al iniciar una demanda, los abogados deberán solicitar el servicio por internet mediante una clave personal de acceso que otorga el sitio oficial del gobierno (santafe.gov.ar/mediación).

A partir de entonces, el sistema sortea al mediador y éste convoca a la parte demandada. Se establece un encuentro y tienen un plazo de 45 días hábiles para llegar a una solución, aunque el término puede prorrogarse por seis meses.

El régimen ya funciona en otras provincias pero lo distintivo en Santa Fe es que depende del Ejecutivo.

El gerenciamiento del sistema se hará en la Agencia de Mediación, donde funcionan tres oficinas. La de Registro inscribirá a los mediadores y a las entidades capacitadoras que otorgan títulos. La de Gestión se encargará del trámite informático y la de Protocolo y Archivo llevará constancia de los dictámenes positivos o negativos.

Para inscribirse como mediador es necesario el título de abogado y acreditar capacitación en esa disciplina. Hasta la semana pasada los anotados en Rosario superaban los 120.

La inscripción se reabrirá todos los años en febrero. El reparto de casos es por sorteo hasta agotar la lista, para evitar una distribución despareja.

Los abogados del foro local comenzaron a prepararse para el cambio: unos 200 ya tramitaron la clave para operar en el sistema que, desde hoy, pondrá en manos de los propios actores la posibilidad de solucionar sus conflictos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario