Paritarias

La mayoría de los docentes rosarinos quiere rechazar la oferta de suba salarial

De la asamblea de esta noche salieron seis mociones, de las cuales cinco proponen paros que van de 48 horas la primera semana de abril a medidas de fuerza más duras para la semana que viene y la próxima.

Miércoles 21 de Marzo de 2018

Los docentes nucleados en Amsafe Rosario terminaron esta noche de delinear las mociones que mañana votarán los docentes en las escuelas de la ciudad. De las seis mociones que surgieron de la asamblea de esta noche, cinco de ellas se manifiestan en contra de aceptar la propuesta oficial, con distintas modalidades de paros.
De esta manera, Amsafe Rosario estuvo en asamblea hasta pasadas las 23 y, si bien en un primer momento se hablaba de una posición unánime contra la oferta del 18 por ciento en dos tramos con cláusula gatillo, finalmente fueron cinco mociones que proponen no aceptar la propuesta oficial y medidas de fuerza que van desde un paro la primera semana de abril, hasta paros de 48 horas la semana próxima y también la siguiente, supeditados a una eventual oferta superadora de la administración provincial.
En el resto de la provincia, en 14 de los 19 departamentos se registraron mociones a favor de aceptar el aumento salarial. Los maestros de La Capital tienen un solo camino: votar por el paro, que podrá ser de 48 horas o de cuatro días, tal como quedaron ambas mociones.
Mañana votarán los docentes de toda la provincia y el viernes se resolverá en una asamblea provincial la continuidad o no del plan de lucha.
El titular de Amsafe Rosario, Gustavo Terés, insitió en la necesidad de que el gobierno "sincere la propuesta, que no es del 18 por ciento sino del 16,6 por ciento. No se puede usar una cifra de la paritaria 2017 para usarla ahora. No fue un adelanto del 2018, fue la cláusula gatillo que intentó por corregir el desfasaje del año anterior". De esta forma se refirió al 1,1 por ciento que dio el gobierno provincial en enero aplicando la cláusula gatillo.
"En segundo lugar el 16,6 no perfora ningún techo salarial. El 16,6 es aceptar que otra vez los docentes y los empleados estatales aceptemos un salario a la baja y perdamos poder adquisitivo en relación a la inflación que se perfila por encima del 20 por ciento", sostuvo Terés.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario