Cuidados relajados

La mayoría del personal sanitario se contagia fuera del trabajo

Los principales focos de transmisión están relacionados a situaciones de descanso, comidas o a encuentros afectivos personales

Martes 01 de Septiembre de 2020

Los momentos de descanso, los almuerzos o las reuniones por fuera del trabajo son los momentos donde más contagios de coronavirus se dan entre el personal de salud. El dato surge del seguimiento epidemiológico de los casos confirmados que realiza el municipio.

“Los principales focos de contagios no tienen que ver con la relación con los pacientes, sino en los offices de descanso y comida, o en los encuentros afectivos por fuera del lugar de trabajo. Allí, ocurren la mayoría de los contagios”, afirma la subsecretaria de Salud de la Municipalidad, Silvia Marmiroli.

De los casos de Covid-19 confirmados desde el comienzo de la pandemia en Rosario, el 6,3 por ciento corresponde a trabajadores de la salud. Al inicio de la crisis sanitaria este porcentaje era mucho más alto, el 18 por ciento, casi tres veces más.

El porcentaje de contagios entre trabajadores de hospitales, sanatorios y centros de salud de la ciudad se ubica por debajo de la media nacional de 7,2 por ciento, según cifras del Ministerio de Salud de la Nación.

De acuerdo a los cálculos efectuados por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), de acuerdo al total de agentes sanitarios, la tasa de infección es del 2,5 por ciento. Eso significa que la posibilidad de enfermarse para un trabajador de la salud triplica al del resto de la población adulta.

Los casos confirmados de Covid-19 entre el personal de salud es un dato mirado muy de cerca por las autoridades sanitarias, tanto como la disponibilidad de camas críticas o de respiradores. Si se incrementan los casos positivos entre los médicos puede complicar la capacidad de respuestas del sistema sanitario.

Según destaca Marmiroli, desde el comienzo de la pandemia “se trabajó realmente mucho” en la provisión de elementos de cuidado personal entre profesionales, técnicos y administrativos, y se insistió mucho en la necesidad del uso correcto de mascarillas e indumentaria. Esta estrategia, posibilitó un sensible descenso en el porcentaje de contagios en los espacios de trabajo.

“En general, los trabajadores de salud han incorporado mucho el uso de los elementos y lo hacen cuando están desarrollando sus tareas o atendiendo pacientes”, señala la funcionaria.

Sin embargo, reconoce que “todavía cuesta un poco mantener las conductas de prevención en horarios de descanso, porque en líneas generales el personal de salud no está acostumbrado a utilizar estos elementos todo el tiempo”.

A la baja

Según datos oficiales, en relación al foco de los contagios de Covid-19, el 22 de abril, el 18 por ciento provenía del personal de salud; el 21 de julio subió al 20,6 por ciento; el 13 de agosto bajó considerablemente a un 9 por ciento, y el viernes pasado los casos confirmados en relación al agente de salud como foco de contagio se ubicó en un 6,3 por ciento.

En tanto, hay otro dato alentador, ya que en las últimas semanas por cada trabajador de salud que se diagnostica cada vez en hospitales y centros de salud se aíslan menos personas por haber estado en contacto estrecho. Esta situación tiene que ver con que se “ajustaron” las medidas de protección, con un impacto favorable al interior de las instituciones de salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario