La Ciudad

La maquinaria pesada secuestrada en la zona del delta aún permanece en la isla

El juez que interviene en la causa pidió asistencia al municipio de Victoria para trasladar las máquinas hasta el destacamento que Gendarmería posee en la cabecera del Puente Rosario-Victoria

Jueves 15 de Octubre de 2020

La retroexcavadora y los dos tractores duales que el juez federal Nº 2 de Paraná, Daniel Alonso, ordenó secuestrar el fin de semana pasado en la zona del delta del río Paraná, en cercanías del Puente Rosario Victoria, continúan en territorio isleño. El magistrado solicitó hace tres días la colaboración del municipio de Victoria para que personal municipal traslade los vehículos hasta el destacamento que Prefectura posee sobre la ruta para que "se haga más fácil su control y seguridad".

El lento procedimiento de traslado de las máquinas es apenas una anécdota en medio de las múltiples problemáticas que atraviesan a los humedales del delta del Paraná, castigados por los focos de incendios que se repiten a lo largo del año, pero ilustra parte de la desprotección a la que están sometidos estos terrenos.

Los vehículos fueron secuestrados el fin de semana pasado, en el marco de una denuncia por la realización de terraplenes clandestinos en terrenos que pertenecen a la Municipalidad de Rosario. Estaban escondidos isla adentro, disimulados entre la vegetación y cubiertos con una lona color verde. Casi una semana después, siguen en el mismo lugar.

Desde el juzgado de Paraná enviaron una nota a la intendencia de Victoria pidiendo la colaboración para mover las tres máquinas desde el terreno isleño hasta la vera de la ruta nacional que une Rosario con la ciudad entrerriana. "Se necesita personal especializado para manejarlas y carretones para cargarlas, porque no pueden circular por el puente", explicaron desde el municipio vecino.

El destino final de los vehículos es el destacamento de Gendarmería, pero la fuerza de seguridad nacional "no tiene los carretones, ni personal capacitado para conducir los vehículos. El municipio no tiene carretones, los tiene Vialidad o empresas privadas. Nosotros vamos a aportar personal para conducirlos por la isla", apuntaron las mismas fuentes.

Tierras protegidas

La maquinaria fue secuestrada en el marco de una denuncia realizada por la Municipalidad de Rosario por la construcción de terraplenes clandestinos en terrenos que son de propiedad pública, recibidos como parte de los bienes conocidos como "legado Deliot"; unas 2.204 hectáreas situadas detrás de la isla del Espinillo, a la altura de la costa central de la ciudad, que el filántropo Carlos Deliot donó al municipio rosarino.

En esa porción de los humedales, el empresario Enzo Mariani habría desarrollado obras de canalización, construido una vivienda e instalaciones para el engorde de ganado, según denunciaron esta semana agrupaciones ambientalistas que lo declararon "persona no grata".

La denuncia de la Municipalidad por usurpación de terrenos públicos recaló en el mismo juzgado de Paraná que investiga los incendios que desde principios de año se repiten en la zona de islas frente a Rosario, convirtiendo en cenizas fauna y flora de los humedales e inundando de humo la ciudad.

El fin de semana pasado, el magistrado realizó una inspección en la zona de islas y encontró los vehículos disimulados debajo de lonas verdes. Según manifestó Alonso, las actividades que realizaba Mariani en la isla contradecían la resolución del mismo juzgado federal que prohibía todo tipo de movimiento de suelo y cualquier acción humana con capacidad para degradar el medioambiente.

>> Leer más: La Municipalidad de Rosario denunció la realización de obras ilegales en las islas

El empresario había sido notificado de que debía sacar las máquinas de la zona de humedales. Sin embargo, según advirtió el magistrado, "no lo hizo y escondió las máquinas en un monte en los confines de su estancia”, por lo cual Alonso ordenó su secuestro.

Una semana después, las máquinas continúan en la zona de islas. Según explicaron desde el juzgado, su traslado demanda un operativo especial, con conductores especializados y habilitados para manejar un carretón ya que por el porte de los vehículos no pueden circular por la ruta Rosario Victoria.

El martes pasado, desde el juzgado solicitaron al municipio de Victoria que les provea de personal "con capacidad para operar dos tractores duales y una retroexcavadora, para su traslado desde su ubicación actual, en las islas, hasta el acceso a la ruta nacional Nº 174", según indica la comunicación oficial.

Según explica la comunicación del juzgado, el movimiento de los vehículos resulta necesario para "acercarlos a un sector de la misma isla que haga más fácil su control y seguridad". En ese lugar, continúa, permanecerán las máquinas "hasta el momento de su traslado definitivo" al predio que ocupa Gendarmería Nacional en la cabecera Victoria de la ruta nacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario