La ciudad

La magia del autocine se adueñó de la noche en el parque Scalabrini Ortiz

En el marco del Festival latinoamericano de video, se montó una pantalla sobre el Scalabrini Ortiz. Parejas y familias acomodaron sus autos para ver un largometraje brasilero "El último autocine".

Lunes 07 de Septiembre de 2015

Fue una noche fría de un fin de domingo. Sin embargo unos sesenta autos y algunas personas más, en moto, en bici o caminando, se acercaron ayer al parque Scalabrini Ortiz, donde el 22º Festival Latinoamericano de Video montó una función de autocine. Y, como en viejos tiempos, hubo película y besos en pantalla gigante.

La proyección, abierta y gratuita, fue una de las actividades públicas del encuentro que comenzó el viernes y se extenderá hasta el próximo domingo.

A partir de las 19 y sobre el final de la avenida Mongsfeld comenzó la función de “El último autocine”, un largometraje brasilero del director Ibere Carvalho que se alzó con el primer premio del Festival de Punta del Este.

La película cuenta la historia de la familia dueña de un autocine de Brasilia, amenazado de muerte por el crecimiento de la actividad inmobiliaria.

La historia comienza cuando Marlonbrando, regresa a su ciudad natal para visitar a su madre, gravemente enferma. Una situación que desata una trama con tanto de nostalgia como de amor por el cine.

Al final de la calle que cruza el parque Scalabrini Ortiz, una pantalla de 12 por 8 metros reproducía las peripecias de los protagonistas para mantener con vida el negocio familiar.

Y alrededor de 60 coches, donde se cobijaban parejas, grupos de amigos y hasta familias enteras, participaban casi de la misma experiencia: ver cine sentados en el auto, “como entre el 90 y el 91 se hizo en Godoy y Circunvalación o como en la década del 60 se pudo ver cine en la vieja ciudad deportiva de Rosario Central”, recordó el secretario de Cultura municipal, Horacio Ríos.

Sin pochoclo. A diferencia de las costumbres que acompañan a los estrenos de los complejos multisalas, en la función no hubo pochoclo ni nachos. Sí rondas de mates y abrazos para entibiar la noche.

La película estaba subtitulada, pero el sonido original podía escucharse a través de una frecuencia especial que se sintonizaba en el 88.1 del estéreo de los automóviles.

“La idea es revivir la experiencia de ver cine de esta forma”, advirtió Mariana Sena, subdirectora del Centro Audiovisual Rosario, uno de los organizadores del Festival que este año no sólo creció en cantidad de becarios, alumnos de institutos y facultades de comunicación, y también de realizadores que presentan sus producciones en competencia.

Documental con música de Los Redondos

El estreno del documental Pequeña Babilonia, a las 22 en el cine El Cairo, será el plato fuerte de la programación de hoy del festival.

De la proyección participará su autor, Hernán Moyano, también productor de varias películas de cine negro.

Pequeña Babilonia es una película que homenajea a los más destacados representantes de la historia musical de la ciudad de La Plata de los últimos 30 años. Se recupera la historia de bandas y solitas del rock como Los Redondos, Virus o Estelares.

En tanto, en el marco de las actividades de capacitación, en la Sala La Capital (Sarmiento 768) hoy a las 18 habrá una charla sobre dirección de arte, escenografía y ambientación a cargo de Guillermo Haddad. Y a las 20 muestra de cortos de la red de Centros Culturales de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

En tanto, en el cine El Cairo (Santa Fe 1120) a las 20 comenzará la proyección de películas de la competencia oficial del festival latinoamericano de video.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS