La ciudad

La liquidación de verano ya largó con ofertas que no siempre son tan reales

La liquidación de verano largó con todo y casi no queda comercio en la ciudad sin el correspondiente cartel que anuncia rebajas de entre el 20 y el 50 por ciento. Sin embargo son pocos los locales que, como manda la ley, consignan en las etiquetas de sus prendas los supuestos descuentos junto al precio anterior, por lo que más de una oferta puede terminar siendo engañosa.

Miércoles 23 de Enero de 2008

La liquidación de verano largó con todo y casi no queda comercio en la ciudad sin el correspondiente cartel que anuncia rebajas de entre el 20 y el 50 por ciento. Sin embargo son pocos los locales que, como manda la ley, consignan en las etiquetas de sus prendas los supuestos descuentos junto al precio anterior, por lo que más de una oferta puede terminar siendo engañosa.
  La resolución Nº 2/2005 de la Secretaría de Coordinación Técnica del Ministerio de Economía de la Nación es más que clara en lo que hace a la defensa del consumidor frente a los anuncios de supuestas ofertas.
  “Quienes publiciten bienes muebles o servicios con reducción de precios deberán consignar en forma clara el precio anterior del producto o servicio junto con el precio rebajado. El precio anterior deberá exhibirse en caracteres tipográficos de similar tamaño a los que informan el precio rebajado, de buen realce y visibilidad”. La norma también explicita por qué: “Evitar situaciones de engaño al consumidor, al presentarse como ofertas u oportunidades aquellas que no son tales”.
  Sin embargo, la letra se cumple poco y en la mayoría de los negocios que recorrió La Capital sólo se anuncian los porcentajes de descuento o los precios “rebajados”, sin que esté a la vista la etiqueta con el valor original.
  El titular de la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor, Néstor Trigueros, recordó que ante estas situaciones los clientes siempre cuentan con el amparo de los órganos de aplicación de la ley (la Secretaría de Comercio e Industria), pero más a mano tienen el sencillo, contundente y catártico recurso del “zapateo”.

Qué, a cuánto, dónde. Más allá del porcentaje real del descuento, es cierto que hoy los rosarinos pueden sumar a su guardarropa los mismos artículos, pero con mucha menos plata que hace un mes.
  En el rango de los productos más económicos que entraron en la liquidación de verano hay, por ejemplo, prendas que no llegan ni a 10 pesos.
  Es el caso de las musculosas Syb en Falabella, rebajadas de 9,90 a 7,90 pesos; de las remeras con bretel fino al mismo precio y de las bermudas de baño a 9,90 en la tienda Castellanas, o de una gran cantidad de locales por calle San Luis que ofrecen todo tipo de remeras, minifaldas y shorts por debajo de ese monto.
  Otros negocios tienen también cajas con ofertas a 10 pesos donde se puede revolver a voluntad.
  De todos modos, la mayoría de los locales promociona descuentos del 20, 30 y 40 por ciento y en algunos llegan o superan el 50. Entre ellos, Ted Bodin, Arredo y muchos artículos de marca en Falabella.
  Pero la liquidación de verano no sólo rebaja prendas: también calzado, ropa de cama, protectores solares, carteras y bolsos. Con descuentos especiales salen artículos incluso según su color. En el local Karmina, por ejemplo, el amarillo, fucsia y naranja, hits de la temporada (que difícilmente repitan en la próxima), deben venderse sí o sí.
  Otra promoción generalizada son los “combos”. En algunos casos se arman conjuntos, en otros se abarata la compra por dos o más prendas.
  En Durzo, por ejemplo, un par de zapatos o sandalias cualquiera cuesta 100 pesos. Si se llevan dos, 180. Lo interesante es que, según aclaró el encargado del local, no es necesario que sean para los mismos pies. La consigna, salir de compras de a dos.
  Por supuesto, no todas las rebajas llegan a precios bajos, sino que son proporcionales a los costos iniciales, según marcas y calidad. Para quienes pueden darse algún lujo, los locales más top también lanzaron sus propias ofertas.
  En The Bag And The Belt, por caso, sandalias que antes valían 179 pesos hoy cuestan 139 y las chatitas pasaron de 105 a 74. En el mismo target, Sólido y Fiorucci ofrecen rebajas de hasta el 40 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario