La ciudad

La Justicia resolvió que LAN no volará más desde Rosario a Perú

La Cámara revocó la cautelar que había prorrogado el servicio hasta el 16 de noviembre. La provincia y la Municipalidad criticaron a la Nación. Hubo quejas de sectores de la producción.

Viernes 04 de Noviembre de 2011

La empresa LAN dejará de unir la ciudad con Lima (Perú), según la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, que ayer revocó la reciente medida cautelar que había autorizado a la compañía de capitales chilenos a seguir operando esa conexión aérea hasta el 16 de noviembre próximo. Provincia, municipio y referentes productivos reaccionaron con críticas a la Nación (ver aparte), en medio de interrogantes acerca del momento exacto en que entrará en vigencia la medida.

Al respecto, voceros del Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR) advirtieron al cierre de esta edición de La Capital sobre la ausencia de comunicación alguna de parte de LAN. Es que un vuelo procedente de Lima debe aterrizar hoy, a las 5.40, en la ciudad, para retornar a la capital peruana a las 8.45.

La rápida resolución de los camaristas Liliana Arribillaga, Fernando Barbará y Carlos Carrillo, en función de una apelación planteada por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), revocó la cautelar de la jueza federal Sylvia Aramberri, que el 6 de octubre pasado había autorizado a la compañía a seguir operando desde la ciudad hasta el 16 de noviembre.

Por lo tanto, LAN debe dejar de operar el corredor aéreo con Rosario a partir de hoy. Aunque esta instancia quedará supeditada a los tiempos en que la Justicia notifique a las partes de la resolución.

La línea aérea había presentado un segundo recurso para poder mantener durante 30 días el corredor con Lima hasta que la Anac, organismo dependiente del gobierno nacional, otorgara una autorización regular para la explotación.

El primer planteo de LAN a la Anac data de junio de 2010. Pero la repartición otorgó un permiso "exploratorio" que, según fija el Acuerdo de Fortaleza, dura 180 días.

Antes de las últimas elecciones provinciales, en la Nación señalaron que el permiso a LAN se extendería hasta agosto.

Luego, frente a la falta de precisiones oficiales, la empresa presentó una segunda cautelar. Ahora, no pocos se muestran sorprendidos por la rapidez de la resolución de la Cámara tras la reciente apelación de la Anac.

La conexión aérea con Perú venía funcionando desde hace más de nueve meses con cinco frecuencias semanales y un nivel de ocupación del 82 por ciento promedio de sus 144 plazas.

Asimismo, el servicio posibilitó la unión (vía combinaciones) con Estados Unidos y Europa.

El conflicto provocó que el gobierno peruano exteriorizara, a través del consulado en Rosario, su inquietud y aludiera, en sintonía con las autoridades de la ciudad y la provincia, "intereses políticos" en juego.

Días atrás, el intendente Miguel Lifschitz había anunciado su decisión de solicitar una audiencia con la presidenta Cristina Kirchner para gestionar "con seriedad" la continuidad de los vuelos de LAN.

Incluso, la polémica fue abonada por el gobernador electo, Antonio Bonfatti, quien sugirió que si la Casa Rosada pretendía solucionar el conflicto mediante Aerolíneas Argentinas, sus salidas internacionales deberían despegar desde la terminal rosarina.

A su vez, el presidente del directorio de AIR, Raúl Garo, había prometido el inicio de gestiones directas con la Anac.

Hasta el gobernador Hermes Binner llegó a ponerse al frente, en octubre, de una movida porteña destinada a sumar respaldos al mantenimiento del corredor aéreo con Lima.

La crisis con LAN también potenció el malestar oficial por futuras complicaciones con BQB (Buquebús) y Gol, empresas que hacen conexiones con Uruguay y Brasil, respectivamente.

Por lo pronto, el Foro Regional Rosario lamentó la nueva decisión judicial, aunque reconoció que se trata de "un final anunciado".

“El gobieno nacional sólo quiere salvar a Aerolíneas”

El gobernador Hermes Binner aseguró ayer que la cancelación de los vuelos de LAN constituye “una actitud de la Nación para querer salvar a Aerolíneas Argentinas”. A su vez, el intendente Miguel Lifschitz enfatizó que “es un tema político, que tiene que ver con el federalismo y el respeto que la provincia merece”.
  Consultado sobre la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, el jefe de la Casa Gris recordó una restricción a la empresa panameña Copa.
  “Copa ya tenía destinado un avión para hacer el vuelo directo entre Rosario y Panamá y resulta que finalmente no le dieron autorización”, indicó Binner.
  En ese sentido, el gobernador se quejó: “Nos perjudican permanentemente con estas decisiones arbitrarias”.
  “Quieren salvar a una empresa deficitaria (en alusión a Aerolíneas Argentinas), que debiera ser recompuesta de otra forma”, concluyó el socialista.
  Representantes de Aerolíneas habían anunciado hace una semana que a partir de enero próximo se incorporará un viaje, sin cargo, a Ezeiza para conectar con vuelos internacionales de la línea de bandera.

Sin razones. Lifschitz, a su turno, advirtió que “no hay ningún argumento serio ni firme por parte del secretario de Transporte (Juan Pablo Schiavi), del ministro correspondiente (de Planificación Federal, Julio De Vido) o de la propia presidenta (Cristina Kirchner)”.
  “Quisiera que todos los diputados nacionales del justicialismo, los legisladores provinciales y los concejales se expidieran públicamente sobre el tema. Acá hay muchos que se hacen los distraídos”, concluyó.
  Por su parte, el senador nacional socialista Rubén Giustiniani afirmó que se trata de una “una demanda de la ciudadanía”. Y advirtió que LAN “no compite con Aerolíneas” en ese tramo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario