La ciudad

La Justicia quiere saber si hubo una "orden política" para evitar piquetes

La jueza que investiga el enfrentamiento entre policías y manifestantes que se desató el martes en la plaza San Martín pedirá al gobierno provincial que informe si impartió una orden política para evitar cualquier intento de corte de calles, lo que derivó en una inusual refriega con heridos de ambos lados. El expediente está caratulado, en principio, como resistencia a la autoridad. En tanto, los manifestantes realizaron una presentación en el juzgado denunciando abuso de autoridad y apremios ilegales.

Jueves 05 de Noviembre de 2009

La jueza que investiga el enfrentamiento entre policías y manifestantes que se desató el martes en la plaza San Martín pedirá al gobierno provincial que informe si impartió una orden política para evitar cualquier intento de corte de calles, lo que derivó en una inusual refriega con heridos de ambos lados. El expediente está caratulado, en principio, como resistencia a la autoridad. En tanto, los manifestantes realizaron una presentación en el juzgado denunciando abuso de autoridad y apremios ilegales.

Fuentes del gobierno provincial indicaron ayer que en la protesta había gente que ya había recibido una solución a su problema habitacional y sin embargo alentaron al resto a cortar la calle y generar incidentes actuando como inflitrados.

La causa, que se tramita en el juzgado de Instrucción Nº 6, a cargo de Raquel Cosgaya, se inició ayer con al menos cuatro medidas solicitadas por el fiscal Nº 3, Marcelo Viena. Pidió que la cúpula policial identifique a los uniformados que participaron del operativo, fotos y filmaciones (propias y de medios periodísticos) y que se tome declaración informativa a nueve de ellos.

Mientras se sustancian las actuaciones, Cosgaya aguardaba ayer el parte policial para profundizar la investigación. Además, remitirá oficios al Ejecutivo provincial para que las autoridades informen si se dio una orden política de despejar la calle ante cualquier intento de protesta.

Casi al mismo tiempo, abogados de organizaciones sociales (en representación de los manifestantes) realizaron una presentación en el juzgado denunciando abuso de autoridad y apremios, tipificación que será confirmada cuando avance la acumulación de elementos probatorios. Igualmente, Juliana Girolimo, abogada del grupo, anticipó que se constituirán como querellantes en la causa.

El origen. El enfrentamiento, que terminó con siete manifestantes heridos y un jefe policial internado, se produjo el martes cerca del mediodía frente a la sede local del gobierno provincial (Santa Fe y Dorrego), cuando miembros de la Coordinadora de Organizaciones Barriales de Rosario acompañaron el reclamo de algunas familias de Ituzaingó 60 bis, que pedían la expropiación del terreno en el que viven desde hace dos años. Allí exigieron que alguien del gobierno los recibiera para que accediera a incorporar dos familias a las 22 que habían sido censadas por la Municipalidad para iniciar el traslado del predio que ocupan.

Después, las versiones de lo que sucedió fueron divergentes. Los manifestantes dijeron que cuando algunas madres con chicos en brazos quisieron cortar calle Santa Fe, la policía los "reprimió brutalmente". Y las versiones oficiales atribuyeron la reacción policial al hecho de que un efectivo con rango de jefe de la Guardia de Infantería "fue golpeado con un objeto contundente", y terminó internado.

En la comisaría 2ª fueron demoradas 11 personas que sobre la tarde de ese día recuperaron la libertad por orden de la jueza, que en principio los imputó de "resistencia calificada a la autoridad".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario