La ciudad

La intendenta no logró imponerse en ninguna de las seccionales de Rosario

El Frente Progresista ganó en 20 de los 22 barrios, pero sumando los votos de Fein a los de Javkin. Ana Martínez fue la dueña de los sufragios.

Martes 21 de Abril de 2015

El mapa que dejó la elección de candidatos a intendente en las primarias del domingo en Rosario recibió rápidamente dos lecturas. Desde el oficialismo se destacó la victoria del Frente Progresista Cívico y Social en casi la totalidad de las seccionales de la ciudad, tal como sucedió en las Paso (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) de 2011, cuando Mónica Fein obtuvo su pasaporte a la Intendencia. Sin embargo, si el análisis se centra en los candidatos, los resultados toman otros matices: las seccionales del centro siguen siendo los espacios donde el frente progresista se muestra más cómodo; pero en este caso la mayoría de los votos apoyaron al radical Pablo Javkin y en segundo lugar apareció la figura de la candidata del PRO, Ana Laura Martínez, quien también fue la más votada en el macrocentro y los barrios de la ciudad.

Los 138 mil votos obtenidos por el Frente Progresista en las primarias a la Intendencia desataron ayer múltiples lecturas. La victoria del Frente Progresista en todas las seccionales fue rápidamente exhibida por el socialismo para demostrar la impronta de la gestión de Fein, decidida a incrementar las acciones en los barrios rosarinos y, de paso, desterrar la suspicacia de que los votos al Frente Progresista provienen en su mayoría del centro de la ciudad.

Ciertamente, el frente se instaló en el primer puesto en 20 de las 22 seccionales, la excepción fueron Empalme Graneros donde el Frente Justicialista para la Victoria fue más votado y barrio Belgrano, donde se impuso el PRO.

No obstante, siguen siendo las seccionales comprendidas entre los bulevares donde el oficialismo obtiene mayores diferencias.

El macrismo se instaló en el segundo lugar en todas las seccionales. Aunque en algunos barrios la diferencia fue mínima: en sectores del macrocentro, la seccional 8ª por ejemplo, fueron apenas unos cientos; lo mismo en Bella Vista (seccional 13ª), Tiro Suizo (15ª) o Fisherton (17ª). Una paridad que se mantuvo en las seccionales ubicadas sobre todo el límite oeste del municipio.

De candidatos. Sin embargo el análisis de los votos obtenidos por candidato muestra otro mapa donde las voces críticas a la administración municipal, ya sea desde la misma interna o desde otros partidos, ocupan el primer puesto en toda la ciudad. De esta lectura se valieron tanto referentes del justicialismo como del PRO para advertir que cerca del 80 por ciento de la ciudad eligió candidatos críticos a la actual gestión.

"Estas elecciones primarias fueron un mensaje para la gestión, muy claro y matemático: Fein no fue la más votada en ninguna seccional e incluso tampoco en los barrios donde el oficialismo obtuvo ventaja", advertían ayer desde la interna del Frente Progresista.

Como botón de muestra exhibían los resultados obtenidos en las seccionales del centro de la ciudad (1ª, 2ª, 3ª y 4ª). Allí el más votado fue Javkin, en segundo lugar se instaló Martínez y después Fein.

En las seccionales del macrocentro (5ª, 6ª y 7ª) Javkin sigue imponiéndose en la interna frentista. Sin embargo, candidato por candidato, los votos de Martínez superan al del primer precandidato oficialista.

Y de la seccional 9ª en adelante, los votos cosechados por el radical empiezan a decrecer por lo cual la intendenta queda primera en la interna, aún con menos votos que los obtenidos por la candidata del PRO.

"La de Anita fue una elección muy pareja, logró adhesión en la clase media, un buen voto en el macrocentro y una adhesión en los barrios que resulta conmovedora", sostuvo ayer un concejal del PRO y advirtió que apenas dos años atrás era imposible siquiera imaginar que un candidato de esa fuerza política pudiera instalarse en primer lugar, incluso en las seccionales más complejas de la ciudad.

Según su análisis, la clave fue el trabajo que el partido realiza en forma sostenida en toda la ciudad "haciendo política con otra lógica, a través de las instituciones de los barrios, las vecinales, los clubes y los centros comunitarios", sostuvo y destacó que "desde que llegó al Concejo Municipal, Anita nunca dejó de recorrer los barrios".

La elección sin dudas deja un final abierto de cara a las elecciones generales del próximo 14 de junio. El socialismo se juega 25 años de gobierno en Rosario y el PRO buscará dar un batacazo que, a juzgar por los resultados de las primarias, no parece demasiado utópico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario