La ciudad

La inflación obliga a bajar la cantidad de productos en los bolsones de alimentos

El vicepresidente de Cáritas Rosario, Fabián Monte, señaló que asisten alimentariamente en la actualidad a unas 14 mil familias.

Miércoles 02 de Octubre de 2019

El vicepresidente de Cáritas Rosario, Fabián Monte, señaló ayer que la entidad asiste alimentariamente en la actualidad a unas 14 mil familias en toda la Diócesis, que comprende gran parte del sur de Santa Fe. Entre los asistidos se cuentan las personas que concurren a los merenderos y las que reciben un bolsón de comida. Es más, el sacerdote admitió que este último elemento viene sufriendo los embates de la inflación, que ocasiona que se haya tenido que bajar la cantidad de productos que los componen.

"La verdad es que se hace muy difícil, porque los alimentos se encarecen y los fondos de los que disponemos no crecen al ritmo de la inflación", destacó Monte.

Así, puntualizó que "en julio se entregaban los bolsones de alimentos con 11 productos básicos, que bajaron a 8 en agosto y que se logró llevar a 9 este mes".

Monte explicó que la mayoría del dinero con el que se compran los alimentos "son aportes fundamentalmente del gobierno provincial. Lo que envía el gobierno nacional es apenas una décima parte. Y a estos envíos se suma lo que aporta Cáritas con las colectas que se realizan en todas las parroquias", destacó.

En alza

El sacerdote también confirmó los datos que expuso el vicario general de la Arquidiócesis de Rosario, Emilio Cardarelli, y la coordinadora de asistentes escolares de UPCN en Rosario, Cristina Vergara, en relación al incremento de la demanda alimentaria.

"Sin dudas de que aumentó la demanda. Es muy preocupante que a las parroquias se acerque gente pidiendo alimentos, que es lo básico y primordial que necesita un ser humano", consideró el religioso.

A la hora de trazar un perfil de quiénes están solicitando esa asistencia alimentaria, Monte destacó que "se ven familias, pero puntualizó que "cada vez se observan más jubilados".

"Es que el monto de la jubilación mínima quedó por debajo de lo que cuesta la canasta básica de alimentos, así que para ese sector de la población se hace muy difícil salir adelante", consideró el sacerdote.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS