La ciudad

La Florida tuvo su verano el último fin de semana de septiembre

Entre sábado y domingo, unas 7 mil personas se acercaron al balneario de la costanera norte a disfrutar del sol. Muchos se animaron al agua.

Lunes 30 de Septiembre de 2019

Con sombreros, reposeras y heladerita en mano, los bañistas hicieron cola ayer para entrar al balneario La Florida, recreando a fines de septiembre una postal de pleno verano. Desde el sábado, por las boleterías de la playa pasaron unas 7 mil personas que incluso se animaron a entrar al río. La rambla Catalunya también estuvo repleta.

"Vamos a tener un buen verano", pronosticó el presidente de Costanera Rosario, Lucas de la Torre, mientras repasaba la asistencia al balneario de la costanera norte. El sábado, unas 3.500 personas se acercaron al balneario, en parte atraídas por el torneo nacional de paddle surf o SUP (Stand Up Paddle), un deporte acuático que consiste en mantenerse de pie en una tabla y deslizarse sobre el agua con un remo de una sola pala.

En el balneario no hubo ayer actividad deportiva. No obstante, la cantidad de público se mantuvo; incluso sobre el mediodía las boleterías habilitadas fueron pocas para la cantidad de gente que llegó hasta el balneario y hubo que hacer cola para poder ingresar.

"Ambos días tuvimos unas 3.500 personas en la playa", destacó el titular de la empresa que administra el balneario. Una concurrencia óptima para el noveno mes del año, si se considera que los mejores días de enero a la playa llegan entre 5 y 7 mil personas.

Es que las altas temperaturas del día eran la excusa perfecta para acercarse al río. Al mediodía de ayer, el termómetro amenazaba con trepar por encima de los 30 grados. Pero la máxima del día llegaría recién a las 16, con 32,6 ºC.

El calor, incluso, animó a muchos a refrescarse en el agua; aunque los guardavidas sólo permitían ingresar hasta la altura de las rodillas ya que aún no se había instalado el boyado que circunscribe la zona de baño. Los indicadores amarillos que permiten un acceso al agua en forma segura normalmente se colocan en la primera semana de octubre, pero este año la afluencia masiva de bañistas se adelantó.

Más playa

El bajo caudal del Paraná se impone en la fisonomía de la ribera norte: el retiro del agua deja una amplia playa, mucho espacio para disfrutar de tenderse a tomar sol, de jugar a los tejos o de prenderse a un partido de voley playa.

Como el balneario tuvo que acondicionarse para los IV juegos suramericanos de playa que se disputaron en marzo pasado, también hay mucha arena en la mayor parte de la superficie del balneario, a excepción de los últimos metros de ribera, expuestos recientemente por la bajante.

No obstante, "el retiro del río no afecta nuestro funcionamiento, a excepción de un pequeño sector en la playa no hay barro. Y estamos aprovechando la bajante para rastrillar y limpiar bien la zona, dejarla libre de residuos y desechos, para que en la temporada fuerte la playa esté en óptimas condiciones", aseguró De la Torre.

La llegada del verano vendrá también con mucha actividad deportiva: en las semanas próximas habrá torneos de voley y de fútbol en la playa.

Las tarifas

Las boleterías del balneario se abrieron el pasado Día de la Primavera. El acceso al balneario tiene los mismos valores que el año pasado. Para los mayores de 8 años el ingreso al balneario cuesta 70 pesos; mientras que los menores, los jubilados que cobran la mínima y las personas con discapacidad no abonan la entrada. El alquiler de sombrillas cuesta $ 90 y por una reposera hay que pagar $ 50.

Las tarifas son las mismas que la temporada pasada, no obstante se actualizarán en breve ya que "la inflación aumentó el costo de mantenimiento del balneario y no podemos seguir con los precios de un año atrás", explicó De la Torre.

Una vez que se fijen los nuevos valores, se pondrán en venta los abonos tanto para la playa como para las piletas del parque Alem que abrirá sus puertas en un mes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS