La ciudad

La firma que explota el estacionamiento medido desde 2009 lo manejará hasta 2026

El municipio adjudicó a Tránsito Rosario la concesión del sistema por 8 años. Invertirá 45 millones y sumará tecnología para usuarios

Viernes 29 de Diciembre de 2017

La empresa que controla el estacionamiento medido y pago en la ciudad desde el año 2009 seguirá explotando el servicio hasta el 2026. El municipio adjudicó a la firma Tránsito Rosario la licitación lanzada a principios de año, en la que compitió contra un consorcio de firmas liderado por la constructora rosarina Pecam. Así, por los próximos ocho años la actual concesionaria seguirá fiscalizando el párking en 509 cuadras del centro y macrocentro rosarino tras comprometer una inversión de 45 millones de pesos. El concesionario se comprometió a incorporar sensores en unas cien cuadras para informar a los automovilistas en tiempo real dónde hay lugar para aparcar.

Según pudo saber LaCapital, la resolución fue adoptada por el Ente de la Movilidad a través del voto unánime de sus integrantes, incluido el voto de la concejala del PRO, Renata Ghilotti, que integra el directorio en representación de la oposición en el Palacio Vasallo.

Fuentes municipales confiaron que ambas empresas fueron notificadas esta semana de la definición, aunque aún no se publicó en el Boletín Oficial el decreto de adjudicación.

Por esa razón, el concejal Osvaldo Miatello (PJ) reiteró sus críticas al Ejecutivo al considerar que el proceso licitatorio y las sucesivas prórrogas otorgadas durante la actual concesión "fueron muy desprolijas" (ver aparte).

Desde la Intendencia recordaron que la entrada en vigencia del nuevo sistema tiene un plazo de transición gradual de seis meses para que el ganador de la licitación concrete las inversiones comprometidas.

El sistema que debutará la semana próxima regirá sobre las actuales 509 cuadras, en las cuales hay unos 6.000 boxes habilitados para dejar autos y motos.

La oferta técnica de la firma ganadora incluyó un compromiso de invertir 45 millones de pesos a lo largo de los próximos ocho años de concesión. El pliego exigía un mínimo de 35 millones.

"El monto a invertir será mayor porque el adjudicatario terminó proponiendo más parquímetros de los exigidos y más sensores en las calles para informar en tiempo real a los usuarios sobre los lugares para estacionar", apuntaron.

Esa será una de las novedades del nuevo sistema: habrá una aplicación para celulares y carteles en las calles que avisarán a los automovilistas dónde hay lugar para dejar el auto y los espacios ya ocupados, para evitar congestionamiento de tránsito.

Al respecto, las bases y condiciones exigían que fuera sobre unas 50 cuadras del centro y la empresa ganadora ofertó hacerlo en unas 100, lo que potenció su propuesta sobre su rival.

Tránsito Rosario garantizó unos 100 agentes fiscalizadores en la vía pública, quienes en caso de detectar infracciones las notificarán en tiempo real al Tribunal de Faltas. Para complementar esta novedad se creará un registro voluntario para los usuarios con sus datos personales para comunicarles infracciones y multas aplicadas.

En el nuevo sistema todas las máquinas canceladoras deberán aceptar pago con tarjeta de débito, crédito y la municipal Movi. Y se seguirá permitiendo el abono con cospeles y monedas.

Y se agrega el pago por tiempo consumido, donde el usuario deberá iniciar el tiempo de estacionamiento al llegar y finalizar el tiempo al retirarse, pero sólo para pago mediante aplicaciones y tarjeta Movi.

Según el pliego, el Ente de la Movilidad podrá desafectar las cuadras que crea conveniente. Pero las variaciones tendrán un valor máximo igual al 20 por ciento de las cuadras inicialmente licitadas.

En paralelo, se dejó abierta la puerta para que en actos especiales, como recitales y eventos deportivos haya tarifa e inspección concesionada, evitando a los cuidacoches.

Las tarifas serán progresivas y diferenciales según la zona, con un tiempo máximo de estacionamiento de tres horas. En una primera hora se abona la tarifa base, en la segunda hora, 1,25 de la tarifa base y en la tercera hora, 1,5.

"El servicio en estos años tuvo muchas falencias y debe mejorar"

El concejal justicialista Osvaldo Miatello reiteró sus cuestionamientos al proceso licitatorio del sistema de estacionamiento medido que culminó con la adjudicación a la firma Tránsito Rosario. En ese sentido, el edil del PJ advirtió: "En estos años que la empresa estuvo a cargo del sistema, el servicio que brindó no fue bueno, tuvo muchas falencias que deben ser mejoradas, en especial el estado de las máquinas tickeadoras".Miatello volvió a calificar al proceso que culminó esta semana como "poco transparente, desde las distintas prórrogas que hubo hasta el momento de la adjudicación que se produce a pocos días de entrar en vigencia el nuevo sistema".

Tras aclarar que no había visto ningún decreto o resolución oficial que refrende la adjudicación a Tránsito Rosario, Miatello se preguntó: "¿Qué hubiera pasado si la empresa ganadora de la licitación era la otra que estaba en carrera (el consorcio liderado por la constructora rosarina Pecam)?¿ Iba a poder implementar el nuevo servicio en menos de una semana"?

En ese sentido Miatello remarcó: "El proceso fue poco transparente de entrada con prórrogas de la concesión actual que fuimos cuestionando y demoras en el envío de los nuevos pliegos. La finalización del trámite termina de la misma manera, de manera poco transparente y desprolija, sin decreto oficial y con dudas respecto a los plazos si el adjudicatario hubiera sido el otro oferente".

Luego aclaró que está favor "del sistema medido y pago, ya que garantiza rotación y circulación en el área central".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario