La ciudad

La familia de uno de los rosarinos muertos en Nueva York irá al juicio

Será en esa ciudad de Estados Unidos a comienzos de octubre de 2019. "Estamos en el camino correcto", dijo su abogado.

Miércoles 03 de Octubre de 2018

El juicio al yihadista uzbeko acusado de matar a cinco amigos rosarinos en un atentado en Nueva York (Estados Unidos) se realizará en un año. Según adelantó el abogado de la familia de una de las víctimas será a comienzos de octubre de 2019 y contará, al menos, con la presencia de la viuda del fallecido Hernán Mendoza y alguno de sus hijos.

"La expectativa respecto de Ana Evans y sus hijos es estar en el juicio de octubre del año que viene donde el jurado va a dirimir si acepta los cargos presentados por la fiscalía federal", relató el letrado que representa a esta familia, Juan Félix Marteau.

La semana pasada se conoció que el área acusatoria de Manhattan pedirá la pena de muerte en caso de que Sayfullo Saipov, imputado como responsable del hecho.

"Lo que se hizo hasta ahora es importante y estamos en el camino correcto en materia de incriminación y sobre todo en torno al pedido final de la pena de muerte", remarcó el abogado antes de enumerar que se presentaron 28 cargos contra el acusado: homicidios intencionales, lesiones del mismo tipo, el uso de una camioneta considerada apta para el comercio internacional y, básicamente, el soporte a una organización terrorista como Isis. "Con este set de delitos se cerró la investigación y, además, fuimos notificados en los últimos días de que se anexó el pedido de pena de muerte convalidado por fiscalía federal del distrito sur de Nueva York (una de las jurisdicciones más reconocidas en mundo judicial de los Estados Unidos), a cargo de Geoffrey Berman, y el secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions", indicó Marteau en La Ocho.

El representante de los familiares directos de Mendoza declaró que ellos aguardan "que se haga justicia, como una conclusión lógica en el marco del terrorismo y de un hecho que se convirtió en el más violento después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y eso es lo que manda el derecho penal norteamericano", dijo antes de insistir en que "la familia quiere este tema se cierre" de ese modo.

En efecto, el abogado fue enfático respeto del trabajo que le encargaron. "Cumplir el mandato de nuestra representada; hemos actuado dentro del escueto margen que deja la legislación americana a las víctimas en esta etapa del proceso".

En este punto, Marteau adelantó que Evans y alguno de sus hijos tendrán la posibilidad de hablar y expresar sus opiniones el día del juicio, cuando el jurado determine la culpabilidad o no del acusado.

La rosarina se mostró muy interesada en el caso y lo sigue de cerca. Prueba de ello es la solicitud de apoyo técnico con el objetivo de "dejarle a los chicos el mensaje de que se hizo lo necesario para que la Justicia penal americana dé una respuesta contundente frente a este acto alevoso que intentó implantar un mensaje de terror y de que esta sociedad no se puede vivir sin violencia. Ana Evans fue por lo contrario, en base al amor por sus hijos para que puedaN vivir sin alimentarse con el odio".


Apoyo profesional

El trabajo del abogado Juan Marteau, representante de la familia de Hernán Mendoza, requirió el apoyo de "colegas y amigos interesados en que este tipo de casos tengan solución; son amigos y profesionales de alto nivel en Nueva York, quienes acompañaron de cerca cada paso de la fiscalía, junto a varias ONGs de los Estados Unidos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario