La ciudad

"La falla en el mecanismo del juego era imposible de detectar", dijo el abogado del funcionario absuelto en la tragedia del parque

El defensor de Gregorio Ramírez remarcó un dictamen del Instituto Nacional de Tecnología Industrial que relevó de responsabilidad al exdirector de Inspecciones de la Municipalidad.

Miércoles 18 de Abril de 2018

Absolvieron al único procesado por la tragedia en La Vuelta al Mundo en el parque Independencia. El exdirector de Inspecciones del municipio quedó desvinculado del hecho y ya no quedan acusados por el episodio registrado en agosto de 2013 cuando se produjo la muerte de dos nenas oriundas de Rafaela.
Jorge García Cupé, defensor de Gregorio Ramírez, afirmó que un informe técnico "reveló que la falla en el mecanismo de la góndola que se precipitó era imposible de detectar por parte de los ingenieros".
Por qué importa. En el siniestro ocurrido el 10 de agosto de 2013, cuatro días después de la explosión del edificio de Salta 2141, fallecieron Melanie y Florencia Aranda, dos hermanas de 12 y 14 años. Las chicas iban en una de las góndolas de la rueda gigante que se desprendió y cayó al vacío desde gran altura.

Leer más: Absolvieron al único procesado en la tragedia del parque Independencia

En declaraciones al programa "Zysman 830", el abogado remarcó que la causa judicial por el siniestro ocurrido en el International Park "es interesante a partir de detalles técnicos que proveyeron al Tribunal los especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial".
Según el defensor de Ramírez, se trata de "un dictamen muy sesudo, muy completo, que estableció que el foco del conflicto estaba en la entraña de la máquina. Sería un defecto de construcción de la máquina que no preveía la existencia del doble mecanismo de seguridad".
En ese sentido, García Cupé agregó que el informe menciona que "aún cuando varios ingenieros estuvieran observando puntualmente el mecanismo, no hubieran podido detectar que un mínimo desplazamiento de un milímetro podría generar el desprendimiento de la canasta".

Leer más: Dos hermanas murieron en un juego del parque de diversiones del Independencia

"En este entendimiento, el juez analiza y dice que el incumplimiento de los deberes de funcionario público es un delito penal en el que el individuo se sustrae voluntariamente a cumplir con sus obligaciones. No estaba en las obligaciones de Ramírez llegar al control puntual que hubiera cumplido, inclusive teniendo que desarmar completo un mecanismo de alta complejidad en cada una de las inspecciones que realizaba el ente municipal", agregó García Cupé.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario