La ciudad

La EPE llevó calma a los comerciantes del centro por las obras futuras

La Empresa Provincial de la Energía comunicó que la renovación del tendido eléctrico, que arrancará en septiembre, los afectará lo menos posible.

Martes 12 de Agosto de 2014

Los comerciantes del centro de la ciudad se aseguraron ayer que la obra de renovación del tendido eléctrico de media y baja tensión sobre la peatonal Córdoba, que comenzará a principios de septiembre próximo, los afectará lo menos posible. Ese es balance que dejó la reunión que mantuvieron dirigentes de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) y funcionarios de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

La presentación del esquema de trabajo de los directivos de la firma estatal incluyó un detallado Power Point. El nuevo tendido de 48 mil metros de cables subterráneos por Córdoba, desde Paraguay hasta 1º de Mayo, está previsto que finalice aproxidamente en diciembre de 2015.

El inicio de la obra, de 15 millones de pesos, se retrasó cuatro meses debido a los problemas que presentó la empresa adjudicataria (Marcos Fernández SRL) en la adquisición del cableado. La reforma abarcará también tramos de calles Rioja y San Lorenzo y las transversales a la peatonal.

Las perforaciones se realizarán en tramos de 200 metros en el medio de la calle, paralelo al desagüe que tiene la peatonal, y tendrán un metro de profundidad y otro de ancho.

Durante el encuentro, los directivos de la EPE volvieron a repetirles a los empresarios que los plazos de cada tramo serán de dos meses.

Desvelo. Del lado de los empresarios, una de las mayores preocupaciones, expresadas por Nelson Graells (Sport 78), apuntó al estado de la obra para las fiestas de fin de año.

Al igual que en marzo pasado, las autoridades de la EPE expresaron que dejarán tres metros de vereda a cada lado y habrá un vallado de 1,8 metro de altura (no los tradicionales corralitos de madera), mientras que los cajones de tierra se cubrirán para evitar desbordes si llueve.

"Nos dieron garantías de que los trabajos apuntan a causar el menor daño posible al comercio", señaló Ricardo Diab, titular de la AER, al término del encuentro.

El gerente de infraestructura de la EPE, Daniel Brizuela, al abrir los sobres de la obra en marzo, había afirmado: "No queremos que el centro de Rosario parezca Kosovo".

Con la caída de las ventas y el arribo de Gendarmería, en la agenda de los comerciantes creció la problemática de los alquileres y el impacto que ejercerán en la accesibilidad de las personas al centro los cambios implementados y previstos por el Ente de la Movilidad (EMR) durante la primera mitad del año.

En ese sentido, Diab reconoció que, con el escalonamiento de los trabajos de la EPE y la gradualidad en la implementación de los cambios en los sistemas de transporte que acceden al microcentro (no sin conflictos previos), no deberían generarse cuellos de botellas importantes mientras duren los trabajos.

Casi al mismo tiempo en que arrancarán las obras de cambio del tendido eléctrico (algunos tramos datan de 1929), se iniciará la temporada primavera-verano. De todos modos, los empresarios apuestan al Día de la Madre (octubre) y, sobre todo, a las fiestas de fin año para cerrar un 2014 áspero en ventas.

Alarma por Saladitas y manteros

Tras la reunión con directivos de la EPE, referentes de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) reconocieron ayer que creció, aunque en menor magnitud que en otros puntos del país, los mercados denominados Saladitas y los manteros en casi todos los centros comerciales a cielo abierto de la ciudad. Es que la crisis golpea y las personas buscan cada vez más canales alternativos para comprar y vender.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS