La ciudad

La EPE implementa nuevos sistemas para gestionar interrupciones en el suministro

Esta incorporación de la empresa proveedora del servicio es parte del proceso comenzado en 2013 con la adquisición de tecnologías avanzadas para la gestión de la red eléctrica.

Sábado 05 de Septiembre de 2015

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) implementó nuevas herramientas para responder ante contingencias que pueden ocasionar las interrupciones en el suministro eléctrico. Esta incorporación es parte del proceso comenzado en 2013 con la adquisición de tecnologías avanzadas para la gestión de la red eléctrica.

   “Actualmente en Rosario estamos articulando tres sistemas para aplicarlos a la reducción de tiempos de respuesta cuando hay fallas en el servicio. Contamos con un sistema de gestión de interrupciones de servicio al que denominamos OMS, por su sigla en inglés, que nos permite vincular todos los reclamos que nos llegan con los datos de un sistema de información geográfica, que digitalmente tiene registrada la red de electricidad con todos sus elementos y clientes. Para gestionar una interrupción tienen la misma prioridad la web, un mensaje de texto, o un mensaje automático dejado en el 0800, ya que OMS nos permite agrupar automáticamente a todos los usuarios afectados por un mismo corte”, destacó Ramón Baldoni, Jefe de Unidad de Operación y Control de Redes de la EPE.

   Con las tecnologías incorporadas, los reclamos que se dejan en cualquiera de esos canales de comunicación inician un proceso en el que interviene también un tercer sistema que controla, de manera remota, todas las operaciones de media y alta tensión desde un centro de control que trabaja las 24 horas.

   “Además de recibir las maniobras efectuadas en las redes de media y alta tensión, en las pantallas se visualiza en forma directa toda interrupción en esos niveles de tensión. Para las fallas en media o baja tensión (domiciliaria), los operadores disponen en pantalla de la red digital para indicar el lugar y los elementos que resulten afectados y disparar los procedimientos destinados a resolverlas. Podemos intervenir sobre el sistema e interactuar con las cuadrillas enviadas a solucionar el evento”, explicó.

   Ante la detección de la falla, la reparación se inicia con la presencia de operarios que acuden al lugar y diagnostican el problema. “Ellos lo resuelven si es un problema menor, o informan sobre las tareas requeridas para resolver el desperfecto, y así se destina al lugar el personal especializado. Con esa información, ya pueden concurrir con los elementos técnicos necesarios para iniciar las tareas de reposición que se necesitan para el tipo de instalación afectada. Cuando se trata de un suministro de media o alta tensión, el centro de control puede también establecer una posible restitución mediante circuitos alternativos disponibles, con los que se minimiza el número de clientes afectados hasta que se haga la reparación definitiva”, resaltó Baldoni. Desde la EPE aseguraron además que la integración de los tres sistemas ahora brinda información en tiempo real también a los operadores del call center. “Se reducen los tiempos de reparación y, mientras lo hacemos, podemos comunicar sobre el avance de las tareas a los usuarios”, apuntó Baldoni.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS