La ciudad

La EPE evalúa si retoca otra vez la tarifa tras el aumento de la energía

La Empresa Provincial de la Energía estudia el impacto del incremento del precio mayorista de hasta el 300% aplicado por la Secretaría de Energía de la Nación.

Jueves 28 de Enero de 2016

Desde la Empresa Provincial de la Energía (EPE) aseguraron ayer que están “evaluando el alcance” en su estructura de costos de la decisión del gobierno nacional de establecer un nuevo cuadro tarifario para el mercado mayorista eléctrico, con aumentos de hasta el 300%, que comenzará a regir desde febrero. También que entre hoy y mañana tendrán un panorama más claro para definir si se traducirá en un nuevo aumento de las tarifas para los usuarios residenciales y comercios en Santa Fe.
  La resolución del Ministerio de Energía, a cargo del ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, fue publicada en el Boletín Oficial bajo el título “Reprogramación Trimestral Definitiva” para el período febrero-abril de 2016, que había elevado la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).
  La responsable del área de relaciones institucionales de la EPE, Diana Antruejo, explicó que la compañía comenzó a estudiar ayer por la tarde el aumento implementado por el gobierno nacional. La decisión sorprendió a los funcionarios santafesinos, pero no tanto, dado que esperaban el anuncio para la próxima semana.
  Vale recordar que una decisión similar se intentó implementar durante la gestión del kirchnerismo y fue frenada, lo que alimentó una bola de nieve de subsidios que benefició principalmente a los usuarios de Capital Federal y provincia de Buenos Aires que tuvieron congeladas las tarifas durante doce años.
  En cambio, la EPE en la última década retocó una docena de veces la tarifa y acumuló durante ese período aumentos por 335% para los usuarios santafesinos, porcentaje que podrían ahora comenzar a sentir los usuarios porteños y bonaerenses.

Siete veces más caros. Una comparación de las distintas tarifas de electricidad que se cobraron en todo el país durante 2015 reveló que las facturas más bajas correspondientes a Edenor y Edesur son hasta siete veces menores que las más altas que se registraron en las provincias de Santa Fe, Río Negro, Tierra del Fuego y Jujuy. (ver aparte)
  Así se desprendió de un estudio comparativo que realizó la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec) que destacó que “las grandes diferencias tarifarias no se deben a un reparto desigual de los subsidios de origen nacional, sino al distinto costo del valor agregado de distribución (VAD), es decir al costo de la distribuidora local determinado por cada jurisdicción y por la Nación en los casos de Edenor y Edesur”.
  La resolución publicada ayer contempla una tarifa social gratuita para usuarios que demanden menos de 150 kilowatts mensuales.
  “El precio a pagar por la demanda de energía eléctrica en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) debe ser suficiente para satisfacer el costo económico de abastecerla”, justificó Energía. Aranguren declaró el 16 de diciembre pasado la emergencia del sector eléctrico nacional hasta el 31 de diciembre de 2017, con el fin de “elaborar un programa de acciones necesarias, ponerlo en vigencia e implementarlo, en relación a los segmentos de generación, transporte y distribución de energía eléctrica de jurisdicción nacional”.

La suba en Buenos Aires podría alcanzar el 700%

Con la publicación en el Boletín Oficial de los precios “de verano” del Mercado Mayorista Eléctrico, el gobierno dio ayer el primer paso para establecer por tres meses, entre febrero y abril, un nuevo cuadro tarifario que unificará los costos a los consumidores de todo el país.
  El sinceramiento de las tarifas de luz implica la eliminación de los subsidios que el kirchnerismo sostuvo durante más de una década para quienes viven en Capital Federal y provincia de Buenos Aires. Si bien aún no se dieron a conocer los precios que deberán pagar los usuarios residenciales en esos distritos, y la norma es para el mercado mayorista, se especula que, en muchos casos, la suba para el próximo trimestre podría superar 300% y alcanzar hasta el 700%.
  La resolución toma como referencia para los nuevos precios que deberán pagar las distribuidoras una anterior del año 2011 y desde esa base se observa que los valores presentan aumentos desde 200 hasta 345%, de acuerdo a consumos de más o menos 300 kilovatios.
  La precisión del aumento de luz se conocerá recién, sin embargo, cuando el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) publique el nuevo cuadro tarifario.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario