La ciudad

La difícil relación que existe entre ciclistas y automovilistas

Referentes de usuarios de bicicletas dijeron que "hay de todo", pero que la convivencia prospera. Pidieron mejorar el estado de las ciclovías

Domingo 22 de Abril de 2018

Junto al debate sobre la posibilidad de convertir integralmente el bulevar Oroño y sumar ciclovías a esa arteria, se puso en foco el comportamiento de los ciclistas en las calles rosarinas.

Algunos referentes del sector charlaron con La Capital y manifestaron sus opiniones sobre temas que los tienen en el centro de la atención.

Uno de los referentes del proyecto Rosario en Bici, Pablo Frontalini, afirmó que la relación actual con los automovilistas "básicamente, no es buena" pero que "la convivencia mejora. Se puede hacer muchísimo más".

Por su parte, el administrador de la agrupación Vamos en Bici, Claudio Rivas, aportó: "Hay de todo. Gente amable y gente que nos insulta; algunos al llegar a las esquinas nos dejan pasar y otros hacen como si no existiéramos. Tampoco falta el que nos encierra a propósito".

Otra de las cuestiones por las que suelen criticar a los ciclistas es por no respetar semáforos o normas de tránsito a las que sí deben ajustarse los automóviles.

Sobre ello, Frontalini dijo: "Todos los actores cometen faltas, incluso los ciclistas. Está arraigado a nuestra cultura porque hay poco control. Pero tampoco hay capacitaciones, ni a choferes profesionales ni a particulares, para contemplar a los actores vulnerables".

Además, opinó que"las normas de tránsito y las ordenanzas deben adaptarse porque, actualmente, está todo pensado para los autos".

Sobre el tema semáforos también opinó Rivas: "Están hechos para los autos ya que tienen onda verde. Los ciclistas no llegamos a esa velocidad y tenemos que parar cada dos o tres cuadras. La idea es llegar a destino y disfrutar el paseo".

Ciclovías

Desde Rosario en Bici celebraron la posible reconversión del bulevar Oroño: "Si se hace un carril de ciclovías y dos carriles de circulación, el transito sería más fluido y se podría llevar el estacionamiento a otras arterias", opinó.

Frontalini destacó como "muy potable" la posibilidad de nivelar las calzadas en las esquinas: "Es positivo porque para ingresar a esa zona los autos bajarían la velocidad".

Por su parte, Rivas también consideró que la iniciativa de las ciclovías por Oroño es buena.

"Quitar el estacionamiento y hacerla con el cordón correspondiente. Eso impediría que la usen las motos, que es lo que está pasando en avenida Pellegrini", señaló.

Al referirse a las ciclovías en general, ambos opinaron que, en algunos puntos de la ciudad, no se encuentran en el mejor estado.

Desde Rosario en Bici realizaron un relevamiento el año pasado y Frontalini dijo que aún "hay mucho por hacer": "Las de 27 de Febrero, Pellegrini y San Martín están, más o menos, en el lineamiento que hay para diseñarlas. Pero la de calle Buenos Aires no se alisó lo suficiente y no están en buen estado las que están sobre Corrientes y sobre Entre Ríos".

En ese diagnóstico coincidió Rivas, que apuntó: "El estado es deplorable. Han pintado una línea blanca sobre el pavimento. En calle Entre Ríos es lamentable y sobre Pellegrini deberían poner un cordón para que las motos no se pasen".

Sin embargo, Frontalini manifestó que las ciclovías "generan un impacto positivo ya que una vez que está instalada, es momento de mejorar su calidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario