La ciudad

La defensa del ambiente entra en la órbita de la Justicia provincial

El Ministerio Público de la Acusación busca poner el foco en problemáticas ecológicas regionales, como los agroquímicos y el uso del suelo y el agua.

Miércoles 02 de Mayo de 2018

El Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe pondrá la lupa en problemáticas ambientales y de defensa del consumidor, dos temas que han ganado visibilidad en la agenda pública durante los últimos años, pero que todavía no han adquirido centralidad en el trabajo cotidiano de las fiscalías, hasta ahora más enfocadas sólo en asuntos penales.

La idea de la Procuración es avanzar en temas denominados "de interés general" y ampliar el abanico de acciones de las fiscalías, que desde el cambio del sistema comenzaron a priorizar temas que antes no aparecían como prioritarios.

En materia de defensa del ambiente, desde la Justicia se concentrarán en tres grandes ejes que de forma periódica aparecen como problemáticos en el territorio provincial: los agroquímicos y los modos de uso del suelo y del agua.

Así lo explicó Maria Laura Martínez, fiscal número 6 de Rosario, quien señaló que en el último tiempo se fortaleció el papel de las fiscalías como ámbito de defensa de la legalidad y de los intereses generales, por lo que la intención es sincronizar los tiempos judiciales con los de las demandas sociales, con el ambiente y los consumidores como ejes más importantes de trabajo para 2018.

"Desde la Procuración se maneja un proyecto para que la fiscalía se aboque a la protección de intereses generales a través de la promoción de la legitimación activa. Vemos una necesidad creciente de estar mejor sincronizados con las demandas sociales" dijo la funcionaria judicial, quien recordó que la Constitución aprobada en 1994 incorporó tratados internacionales que le otorgan un lugar central a los derechos económicos, sociales y culturales.

"Creemos que el Poder Judicial debe ser permeable a eso y por ese motivo la apuesta a revalorizar lo civil. Dentro de eso aparece lo ambiental y también los derechos del consumidor" agregó la fiscal.

Procuración

El procurador general de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Jorge Barraguirre, detalló que la idea general es lograr "un poder judicial de proximidad" que pueda atender problemáticas en las cuales si bien siempre tuvo legitimación para actuar, carecía "del volumen de recursos técnicos, materiales y humanos para estar presentes".

Una falencia que se explica por la prioridad otorgada hasta ahora a lo penal sobre otras materias, como el cuidado del ambiente o la defensa de los derechos del consumidor, una tendencia que la actual Procuración busca revertir desde hace casi dos años.

"Estamos ante un cambio de paradigma que implica una adaptación de funciones desde finales de 2016, cuando comenzamos a coordinar con otros ministerios públicos del país esta mirada sobre las actuaciones no penales", explicó Barraguirre, quien agregó que este nuevo escenario derivó en una especie de red nacional de fiscalías de interés general, de la cual también participa Santa Fe.

En función de esos acuerdos tejidos con otras procuraciones por la protección de los intereses generales, desde la provincia abordarán tres áreas con especial énfasis: los derechos económicos sociales y culturales; la mirada ambiental y el derecho de los consumidores.

En materia ambiental, la intención desde la presidencia del ministerio público es reforzar la actuación de la fiscalía 6 de Rosario, que pasó de una actitud reactiva (a requerimiento de los ciudadanos) a otra proactiva, "demostrando el peso de la posición del ministerio público en esas áreas".

"Viendo la buena actuación de la fiscalía, creemos que este es el año para elaborar una agenda propia junto con otros actores relevantes en estas áreas" dijo el procurador, quien resaltó que el objetivo es prestar especial atención a cuestiones referidas al uso del suelo, el uso del agua y los agroquímicos.

Barraguirre resaltó que uno de los objetivos es "tratar de resolver cooperativamente con ONGs y el mismo Estado los problemas ambientales que puedan surgir en estas tres áreas".

También agregó que, con el tiempo, se buscará ampliar la cobertura de la fiscalía hacia otras áreas temáticas como los controles estatales y la supervisión medioambiental: "Hace 20 años Rosario estaba claramente delimitida del campo que la rodeaba, hoy ya no. Y eso es un problema porque no hay regulaciones del suelo y hay cuestiones como la contaminación de los arroyos y ríos de la zona y las aplicaciones con agroquímicos que son cuestiones metropolitanas", concluyó.

tribunales. Buscan avanzar en temas "de interés general", como las situaciones ambientales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario